México ¿Cómo vamos?
Prensa extranjera
¿A qué mercados alternativos puede apuntar México si Donald Trump cumple sus amenazas?

Juan Paullier, BBC

 
20 de Enero del 2017

Artículo publicado en BBC Mundo. 

¿A qué mercados alternativos puede apuntar México si Donald Trump cumple sus amenazas?

Juan PaullierBBC Mundo, Ciudad de México

El camino no está claro pero promete ser espinoso.

México destina poco más del 80% de sus exportaciones, que representan un tercio de su Producto Interno Bruto, a Estados Unidos y ese porcentaje podría verse afectado una vez Donald Trump asuma la presidencia este viernes.

Gran parte de ese elevado porcentaje se debe a un acuerdo comercial, considerado por Trump el "peor de la historia", que se volvió tema de campaña y será una de las prioridades del nuevo gobierno.

El futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan; Nafta, por sus siglas en inglés), firmado en 1994, es incierto y México ingresa en una etapa donde quizá tenga que empezar a plantearse alternativas comerciales.

La renegociación del TLC será la primera prioridad en temas comerciales del gobierno de Trump, aseguró esta semana Wilbur Ross, propuesto para encabezar la Secretaría de Comercio.

Con un gobierno en Washington hostil a sus intereses, México puede tener que empezar a poner la mirada y sus exportaciones en otros sitios.

Sin embargo, analistas consultados por BBC Mundo no consideran que haya una manera de sustituir un cliente con el apetito de Estados Unidos por las mercancías mexicanas.

Si se toma en cuenta que alrededor de US$4 de US$5 que se exportan en productos mexicanos llegan a Estados Unidos, se ve la magnitud de la dependencia.

Pero también el hecho de que el 40% de las importaciones que hace EE.UU. desde México tiene contenido estadounidense muestra cómo ambas economías se han ido integrando en las últimas décadas.

El 90% de las exportaciones mexicanas son manufactureras y están mayormente orientadas hacia los requerimientos del mercado estadounidense por lo que si esa demanda, de una u otra forma, se viera afectada el desafío para México sería mayúsculo.

"Las posibilidades de diversificación son muy pocas"

Las facilidades que le generó el Nafta a México para colocar sus productos en Estados Unidos hicieron que el país dejara de mirar hacia otros lados. Y ahora las eventuales soluciones pueden demorarse.

"Por no decir ninguna, (las alternativas) son prácticamente muy pocas. Las posibilidades de diversificación son muy pocas", le dice a BBC Mundo José Romero, director del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México.

"La mayoría de las exportaciones manufactureras de México son hechas por empresas con algún grado de participación extranjera directa. Fueron fundadas para lo que están haciendo, exportar a Estados Unidos, entonces si les cambias la lógica pues por qué van a exportar desde México a otros mercados", explica.

Pese a que México cuenta con una vasta red de acuerdos comerciales, Romero considera que son "simbólicos".

El país tiene 12 Tratados de Libre Comercio con 46 países, 32 acuerdos para la promoción y protección recíproca de las inversiones con 33 países y nueve acuerdos de alcance limitado (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial).

Ello le permite acceder a un mercado potencial de más de 1.000 millones de consumidores y 60% del PIB mundial, de acuerdo a cifras de ProMéxico, un fideicomiso del gobierno mexicano que promueve el comercio y la inversión internacional.

"México es campeón mundial en número de tratados comerciales", le dice a BBC Mundo Raymundo Tenorio Aguilar, director del Programa de Economía y Finanzas en el Tecnológico de Monterrey.

Sin embargo, dice que pese a la "diversificación geoestratégica" el "tejido empresarial, tanto transnacional como nacional, entró en una zona de confort de aprovechar únicamente el Nafta, entonces no solamente el gobierno es responsable de esta apuesta a un solo mercado".

La situación actual, considera, puede servir de "acicate para esas empresas que tienen la posibilidad de entrar en esos mercados que tienen preferencias (...) no hay mejor acicate para ser competitivo que el temor a perder algo y los empresarios en México, sean mexicanos o extranjeros, no están dispuestos a perder".

Pero la diversificación no se dará en el corto plazo, sino que será a mediano y largo.

"Las opciones", apunta, "son Asia, China y Japón principalmente, y desde luego Europa. Son regiones que pueden sustituir el volumen y el valor, Sudamérica no".

La Unión Europea fue en 2016 el segundo destino de exportaciones, por delante de Canadá -también parte del Nafta-, China y Japón.

¿Diversificar exportaciones o importaciones?

Sin embargo, no todos consideran que el mejor camino para México sea el de intentar reemplazar a Estados Unidos.

"México importa el 47% de Estados Unidos, si tomamos una medida de diversificación pero hacia el lado de las importaciones se vuelve mucho más sustantivo que si tomamos una diversificación que, si me apuras, me parece un poco sin sentido hacia las exportaciones", le dice a BBC Mundo la economista y directora del centro de análisis México ¿cómo vamos?, Valeria Moy.

"Tenemos al mercado más grande del mundo al lado, es más difícil pensar en 'vamos a exportarle al que nos queda a miles de kilómetros de distancia'. Está bien diversificar sin descuidar al otro. No puedes dejar a tu mejor cliente por atender a los demás".

"Puedes ver qué te puede dar Centroamérica, Sudamérica, Europa, Asia pero no descuidar jamás a Estados Unidos, diversificar no me parece que debamos usarlo como sustituir", señala.

Moy considera que la principal arma de negociación que puede tener México con EE.UU. es la de empezar a importarle menos productos, "es un camino que tendríamos que buscar".

Romero duda de que ello sea una herramienta efectiva y sugiere que se debería "hablar con los empresarios nacionales y ver qué hacemos y echar a andar un plan para reindustrializar el país".

Se apuntó todo al TLC, dice, "y si cambian las reglas del juego no había plan B y sobre todo que toda nuestra industrialización está basada en inversión extranjera (...) es un modelo equivocado, nos obliga a repensar nuestra estrategia otra vez, qué hacer con nuestro país".

Una de las amenazas lanzadas por Trump ha sido la de poner un arancel del 35% a las importaciones.

Pero para ello debería no sólo salirse del Nafta sino violar reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Bajo la cláusula de la "nación más favorecida", México sufriría aranceles máximos promedio inferiores al 3%, explica Moy. "No es una tarifa terrible", opina.

"Esa idea del 35% es absurdo, es un chantaje, a menos que decida repeler también las reglas de la OMC en cuyo caso entras en una guerra comercial a nivel mundial donde la importancia de México pasa a segundo plano".

Relacionados
La economía mexicana resiste los cien primeros días de Trump
Ignacio Fariza
Leer más
Here’s What Should Worry Mexico More Than NAFTA
By: Valeria Moy
Leer más
Le Mexique réagit aux mesures prises par Donald Trump
Nancy Caouette
Leer más

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.