México ¿Cómo vamos?
Columnas Animal Político
La nueva ENIGH

Valeria Moy (@ValeriaMoy)

 
29 de Agosto del 2017

Publicado en el blog de México, ¿Cómo Vamos? en Animal Político.

La nueva ENIGH

Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)

Este lunes 28 de agosto el INEGI publicó la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares de 2016. La ENIGH siempre ha sido, y ahora lo es más, una fuente importantísima de información sobre los patrones de gasto de los hogares y los correspondientes ingresos. No solo eso, sino que a partir del mandato que tiene el Coneval de medir la pobreza de forma multidimensional, el INEGI, a través de esta encuesta, presenta datos sobre las características ocupacionales y sociodemográficas de los hogares, así como la infraestructura de la vivienda.

La de este lunes es una nueva ENIGH. A partir de 2016 se empezó a calcular una nueva serie resultado de mejoras y cambios metodológicos. La muestra anterior cubría aproximadamente a 20 mil hogares, la nueva cubre 81 mil 515 viviendas y tiene representatividad a nivel estatal. También hubo mejoras en la capacitación de los encuestadores, lo cual permite una mejor captación de los ingresos – siempre difícil de capturar por la reticiencia de los encuestados a revelarlo. Como esta es una nueva ENIGH, surge la necesidad de hacer ajustes estadísticos para mantener la comparabilidad en los datos, por eso, en el boletín de prensa del INEGI se presenta la información de un modelo estadístico que permite mantener la serie histórica. Más adelante, bastará con los datos de la ENIGH ya bajo la metodología actual.

Hay mucha información que extraer de esta encuesta. Aquí algunos resultados interesantes. De todos los ingresos que recibe una familia, 64.3 % proviene de su trabajo. La segunda fuente de ingresos son las transferencias, que representan 15.6 % de los ingresos. Pero dentro de estas transferencias hay varios rubros. El factor más importante en las mismas es el correspondiente a pensiones, jubilaciones e indemnizaciones, seguido por las transferencias en especie de otros hogares. Los donativos en dinero de otras instituciones y los beneficios de los programas gubernamentales ocupan el tercer y cuarto lugar.

El total de ingreso corriente trimestral de los hogares fue 1.56 billones de pesos. El ingreso corriente promedio trimestral por hogar es 46,521 pesos. Pero hay enormes diferencias entre deciles. Mientras el 10 % de los hogares del decil más bajo –los más pobres- recibieron apenas 8,166 pesos en promedio (equivalentes a 37 pesos diarios por perceptor), el 10 % de los hogares más ricos recibieron en promedio 168,855 pesos (equivalentes a alrededor de 766 pesos diarios por perceptor). Los ingresos del primer decil caben prácticamente 21 veces en el del último. Quizás tampoco nos sorprenda entonces, la diferencia entre la percepción de los hogares urbanos y rurales, siendo el de los primeros el doble que el de los segundos, 52,512 pesos frente a 26,004.

También hay enormes diferencias entre las entidades federativas. Nuevo León, Ciudad de México y Sonora son los estados que tienen mayores ingresos por hogar, pero incluso entre ellos las diferencias son amplias. Mientras en Nuevo León cada hogar percibió en promedio 87, 653 pesos en el trimestre, en la CDMX se recibieron 70,834 y en Sonora 58, 813 pesos.

Los datos de la ENIGH reflejan, desde luego, las diferencias entre los estados del norte y los estados del sur. Chiapas, Guerrero y Oaxaca fueron los estados con los menores ingresos promedio trimestrales, percibiendo un total de 23,258 pesos, 26,980 pesos y 27,704 pesos respectivamente.

La información que presenta la ENIGH por el lado del gasto resulta fundamental para ver los patrones y hábitos de consumo de los mexicanos. El gasto corriente monetario trimestral fue, en promedio, 28, 143 pesos. Los hogares dedican más de la tercera parte de su gasto a alimentos y bebidas. Por el contrario, únicamente 2.7 % del gasto de los hogares se destina a los servicios de salud.

La ENIGH 2016 también registró que la distribución del gasto en cada estado depende de su nivel de ingresos. Es decir, en general, los estados con mayor ingreso trimestral por hogar –como Nuevo León y Ciudad de México– destinan una proporción inferior de su gasto total a alimentos y bebidas a comparación de estados como Chiapas y Oaxaca. Mientras en Nuevo León, 29 % del gasto se destina a este rubro, en Oaxaca esta proporción asciende al 45 %.

Coneval es uno de los principales usuarios de la información que proporciona la ENIGH. Con base en los datos ahí revelados, el Coneval presentará mañana miércoles las cifras de pobreza multidimensional. Con los datos de 2014, 46.2 % de la población era pobre -población con al menos una carencia de las seis que se consideran y con un ingreso inferior al de la canasta alimentaria y no alimentaria. Tomando en cuenta las series de ingresos de la ENOE –otra fuente de información sobre el tema- es de esperarse que haya una ligera evolución positiva en las cifras de pobreza.

Hoy tenemos los resultados de una ENIGH estadísticamente comparable con las anteriores. Pocos cambios en los resultados. El ingreso aumenta, pero muy poco y muy lento. La desigualdad –entre estados, entre deciles, entre regiones- se mantiene y se acrecenta. La información que da la ENIGH es de suma utilidad no solo para entender lo que está pasando, sino también para el diseño de políticas públicas y evaluar su impacto. Ojalá le demos una visión de futuro.

 

@MexicoComoVamos

Relacionados
Regular la publicidad oficial es solo el primer paso
Por: Valeria Mendiola (@ValeMendiola) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)
Leer más
Más allá de Carstens
Por: Arturo Damm Arnal (@ArturoDammArnal)
Leer más
Datos básicos pero desconocidos sobre el salario mínimo en México
Por: David Kaplan (@David_S_Kaplan)
Leer más

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.