México ¿Cómo vamos?
Columnas Animal Político
Disparidad regional: muchas promesas y pocas acciones

Por: Ana Gutiérrez (@AnaBee92), Valeria Mendiola (@ValeMendiola) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)

 
30 de Enero del 2018

Por: Ana Gutiérrez (@AnaBee92), Valeria Mendiola (@ValeMendiola) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)

 

Los planes de desarrollo presentado por las últimas administraciones han dejado claro que diagnosticar la situación económica del país se vuelve insuficiente, cuando las labores para enfrentar los problemas no se implementan eficientemente.

 

“Los niveles de prosperidad en México muestran grandes contrastes a lo largo y ancho del territorio nacional. [Algunas] razones tienen que ver con carencias en infraestructura que inhiben la participación de las empresas de algunas regiones del país en los mercados internacionales o con las marcadas diferencias en el rendimiento escolar en las entidades federativas”.

Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018

 

Al entrar en funciones, cada nueva administración presenta un Plan Nacional de Desarrollo (PND) en el cual el gobierno entrante presenta un diagnóstico de la situación actual del país, acompañado de estrategias y propuestas concretas de política pública para avanzar su agenda de prioridades en el desarrollo nacional.

Los planes presentados por las últimas administraciones han dejado claro que diagnosticar la situación económica del país se vuelve insuficiente cuando las labores para enfrentar los problemas no se implementan eficientemente. El PND se vuelve un documento con muchas promesas y pocas acciones.

Uno de los temas que continuamente se mencionan es la disparidad regional, algunos estados crezcan a tasas altas y sostenidas mientras otros se mantienen rezagados. Es normal que esto suceda ocasionalmente, pero en México es un patrón que se repite. Hay muchos Méxicos en uno. Cuando la actual administración entró en funciones, el PND propuso enfrentar esta disparidad con inversión en infraestructura, apoyo a las empresas y una disminución en la brecha del rendimiento escolar. Cinco años después, las cifras de crecimiento económico estatal muestran que la brecha continúa y poco se ha hecho por acortarla.

De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) publicado por el INEGI, en los últimos cuatro trimestres ocho estados han tenido tasas de crecimiento promedio negativas, es decir, cada vez hay menos producción en esos estados, cada vez son más pequeños económicamente hablando. Entre el cuarto trimestre de 2016 y el tercer trimestre de 2017, Tabasco y Campeche han crecido a un ritmo de -9.6% y -8% promedio anual respectivamente. Aunque esto se haya debido principalmente a la alta concentración de ambas economías en la minería petrolera, la disparidad regional se ha seguido ampliando.

Sin embargo, entre los ocho estados con crecimiento negativo en este periodo también están Oaxaca, Chiapas y Guerrero, con tasas de crecimiento de -3.3%, -2.8% y -0.6% promedio anual respectivamente. Todos ellos localizados en el sur, con condiciones de vida y desarrollo aún muy desiguales respecto a los otros estados.

Una de las acciones que se propusieron para disminuir la brecha regional y atraer empresas a estos estados fue la inversión en infraestructura. Sin embargo, de acuerdo con los últimos datos disponibles, en Chiapas únicamente 35% de las manzanas están completamente pavimentadas, mientras en Oaxaca esta proporción es de apenas 20%, convirtiéndolo en el estado más retrasado en este tema.

Esta situación contrasta radicalmente con la que viven los estados del norte y Bajío. Nuevo León es el segundo estado con la mayor proporción de manzanas totalmente pavimentadas (71%), únicamente después de la Ciudad de México. A diferencia de los estados del sur, Nuevo León ha crecido a un ritmo de 3.2% promedio anual en los últimos cuatro trimestres. En Aguascalientes y Querétaro, el porcentaje de manzanas totalmente pavimentadas es de 68% y 56%, y su crecimiento económico promedio es de 5.7% y 4.7% anual respectivamente. Parece un dato simple, la pavimentación de calles, pero es síntoma de la infraestructura con la que se cuenta en cada estado.

La infraestructura es uno de los motores más importantes del crecimiento económico. Permite que haya mejor conectividad, no sólo dentro del mismo estado, sino con otras regiones del país y hacia el exterior. Sorprende la poca atención que se le ha prestado a este tema dada su relevancia para disminuir la brecha de desarrollo.

En este contexto, no resulta extraño que la concentración de empresas continúe en el norte y Bajío. De acuerdo con información de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE), mientras en Nuevo León, Querétaro y Aguascalientes existen 286, 183 y 181 pequeñas y medianas empresas (PyMEs) por cada 100 mil habitantes, esta proporción es de apenas 44 PyMEs en Chiapas y 56 en Oaxaca.

Estos rezagos en desarrollo tienen consecuencias a largo plazo, lo cual es evidente en las impresionantes diferencias en el rendimiento escolar de los estados. De acuerdo con el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA) 2015, mientras 5.1% de los estudiantes de educación media superior en Nuevo León son altamente competentes en matemáticas, sólo se puede decir lo mismo para 0.9%, 1.1% y 1.9% de los estudiantes en estados del sur como Guerrero, Chiapas y Oaxaca. Aunque es lógico que la inversión en capital humano tarde en mostrar rendimientos, mientras más tiempo pasa, la brecha se amplía.

Durante 2018, México será testigo de un sinnúmero de propuestas para enfrentar los retos del país. La disparidad regional seguramente será uno de los temas en la agenda. Si bien es fundamental generar ideas para hacerle frente, es aún más indispensable y urgente que se pongan en práctica.

 

 

Relacionados
Un ejercicio de rendición de cuentas
Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)
Leer más
Crecimiento mediocre, ¿por qué?
Por: Arturo Damm Arnal (@ArturoDammArnal)
Leer más
Disparidad regional: muchas promesas y pocas acciones
Por: Ana Gutiérrez (@AnaBee92), Valeria Mendiola (@ValeMendiola) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)
Leer más

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.