México ¿Cómo vamos?
Expertos
Conoce a nuestros expertos
Los expertos opinan
 
17 de Octubre del 2017
En septiembre de este año varios estados en México se enfrentaron a fuertes sismos que causaron grandes daños en inmuebles y pérdidas humanas. ¿Cuáles medidas crees que deberían tomarse para financiar la reconstrucción de los inmuebles dañados durante los sismos recientes?
 
Arturo Damm Arnal
Opinión
Con el 1.04% del gasto programable del Sector Público Federal propuesto para el año entrante (¡un centavo de cada peso!) alcanza para juntar los $38,900,000,000 que, según Peña Nieto, costará la reconstrucción, ello suponiendo que el gobierno deba absorber todo el costo, sin dejar responsabilidad alguna a los afectados.
Arturo Fernández
Opinión
Concentrar la ayuda pública y privada a las familias de menores ingresos. Desarrollar una cultura de aseguramiento privado contra daños en inmuebles; el Estado no puede ser el asegurador de toda la propiedad inmobiliaria. Los seguros son el mecanismo moderno de construir una mutualidad colectiva que disperse el riesgo patrimonial. Reforzar la regulación de la propiedad vertical en condominios para que se pueda hacer vinculatoria la obligación aprobada por la mayoría para la reparación de inmuebles. Obligación de revelar, mediante una placa exterior, cuando el inmueble se considera dañado.
César Octavio Vargas Téllez
Opinión
No es fácil tomar medidas de recaudación para la reconstrucción pero me parece que las haciendas locales y federales tendrían que empezar a recaudar más y etiquetarlo para reconstrucción.

1) Aumentar en 1 punto porcentual el IVA
2) Elevar el IEPS a cigarros, bebidas alcohólicas y gasolina en 1 punto porcentual
3) Revisar las deducciones y exención de las grandes empresas
4) Promover la eliminación del seguro de gasto médico mayores en todo el gobierno federal.
5) Eliminar el gasto corriente en el gobierno federal, gasto en coches, celulares etc.
6) Disminuir el presupuesto a los partidos políticos al mismo nivel en pesos corrientes que tenían en el sexenio del presidente Zedillo
7) Eliminar de manera proporcional en un tercio a todos los diputados federales y senadores, ya sean de mayoría absoluta o plurinominales
8) Revisión a la baja, las participaciones federales para los estados que no aumenten la recaudación en impuesto predial y destinarlo a la reconstrucción

Juan Carlos Moreno-Brid
Opinión
Empezar por recortar el dinero en publicidad del Gobierno Federal, en particular por el de Presidencia, no sería mala idea. Seguir por consolidar/racionalizar los múltiples programas -tanto sociales como de apoyo a PYMES- que están duplicando funciones y canalizar los recursos así rescatables a la reconstrucción sería una fuente adicional.
Luis de la Calle
Opinión
Transferencias directas a familias afectadas para que obtengan una hipoteca blanda, con vivienda asegurada, regularización del predio y certificación por la aseguradora de que está bien construida. Es decir, un método descentralizado de reconstrucción.
Fausto Hernandez Trillo
Opinión
Lo primero que hay que ver es qué tipo de inmueble está sujeto a ayuda financiera. El Fonden tiene un apartado para ayuda de reconstrucción de vivienda en zona marginada. Las reglas de operación originales así lo plantearon. En cuanto a zonas no marginadas hay que hacer un inventario de cuántas están aseguradas. Es evidente que hay una reducida cultura de riesgo, y por ello es importante promover que las casas en zonas de clase media alta estén aseguradas.
Gerardo de la Peña H.
Opinión
Creo que debemos aprender de nuestra reacción ante desastres naturales. Aunque es difícil, debemos de estar mejor preparados en materia de infraestructura y financieramente. Respecto a las medidas que deben tomarse para financiar la reconstrucción, creo que se deben consolidar esfuerzos (asociaciones público-privadas) y que los recursos que se utilicen para este fin, sean erogados con total transparencia y rendición de cuentas.
Isaac Katz
Opinión
Reasignación del gasto público.
Financiamiento de la banca de desarrollo en condiciones "suaves", pero que la tasa de interés cubra el costo de oportunidad del financiamiento público.
Jonathan Heath
Analista y Conferencista sobre la Economía Mexicana
Opinión
Entre donaciones privadas, internacionales, de organismos y de muchas más fuentes, junto con recomposiciones en el presupuesto federal y los fondos ad hoc para desastres naturales, creo que habrá recursos suficientes para la reconstrucción de los inmuebles dañados. Lo que verdaderamente nos debe preocupar es la corrupción, mal manejo y falta de transparencia en estos recursos.
Juan Ignacio Gil - Antón
Opinión
1.- Absoluta transparencia en el otorgamiento de los financiamientos, que el dinero no pase por los gobiernos estatales y municipales ni por el de la Ciudad de México. Que se integre un organismo con participación ciudadana que supervise la canalización de los recursos.
2.- Apoyar proyectos con características de seguridad certificadas, no solo en materia de terremoto sino también en riesgos hidro-meteorológicos.
3.- Que no sean a fondo perdido, si bien pueden otorgarse en condiciones favorables debe haber un pago ya que el dinero es de público.
4.- En el caso de que se otorguen apoyos en especie que exista completa transparencia en la operación.
Luis Foncerrada
Opinión
Existe un importante monto de recursos, ingresos adicionales a los proyectados, que no están contabilizados, ni previstos en el cierre de las finanzas públicas del 2017, ni en los ingresos totales del 2018. Por la estimación que tenemos en el CEESP, estas cifras excederán en casi 2 puntos del PIB los ingresos previstos para el 2017 y en más de un punto para el 2018. Por lo tanto no existe una escasez de recursos, ya que estos ingresos adicionales además de ir al gasto no programable, como marca la ley, serán suficientes para cubrir varias veces el costo de la reconstrucción. Es típico que los ingresos se subestimen tanto para los cierres de los ejercicios, como para los presupuestos de los ejercicios siguientes.
Magdalena Barba
Opinión
Primero que nada creo que es necesario registrar todos los daños, evaluarlos y ordenar de acuerdo a una evaluación social y transparente como financiar. Creo que es indispensable la evaluación y la transparencia antes de establecer el financiamiento público.
Manuel Molano
Opinión
- No controlar precios de insumos para la construcción
- Liberar atlas de riesgo a nivel cuadrantes de cada ciudad (información reservada en CDMX)
- Estimular el mercado de seguros mediante mayor deducibilidad fiscal de primas
- Generar información de técnicas constructivas costo-eficientes, resistentes a sismos y útiles para salvar vidas (¿madera vs concreto?)
- Someter a proceso a constructores negligentes y dueños irresponsables
- Documentar desde la Federación mejores prácticas de regulación local de construcciones, capacitar y evaluar municipios en su instrumentación
- Detección de inmuebles que han rebasado vida útil o están construidos con normas obsoletas y negociación con dueños para su demolición
- Revisión de normas para expropiación de predios a nivel delegacional o municipal (detalle de causas de utilidad pública, almoneda pública o subasta para descubrimiento de precios, audiencia previa, mecanismo expedito de resolución de controversias distinto al juicio de amparo)
- Obligación de informar al comprador sobre elementos mínimos de riesgo al momento de la compraventa (mecánica de suelo de la zona, evaluación de riesgo, edad del edificio, historial de litigio por vicios ocultos, denuncias en PROSOC al constructor)
- Convertir a FONDEN en reasegurador con baja estructura de personal y transparencia en sus operaciones
- Bases de datos con nombre de la constructora y el DRO para todos los edificios
- Restablecer el equilibrio hídrico de las ciudades
- Reducción de la corrupción en el sector construcción (competencia + transparencia + cero impunidad)
- Liberar fondos de los trabajadores cotizantes a INFONAVIT y FOVISSSTE , incluso a través de esquemas de préstamos entre particulares respaldados por el gobierno
- Reducción de gasto en publicidad oficial
- Reducción de financiamiento de los partidos políticos mediante comparaciones de gasto por votante en otras democracias, y re canalización de recursos no solamente a reconstrucción, sino a medidas preventivas que salven vidas
Rodolfo de la Torre García
Opinión
La fragilidad de las finanzas públicas limita la posibilidad de endeudamiento, pero ofrece la posibilidad de recortar gastos cuestionables, improductivos o contraproducentes y replantear la carga fiscal de forma más equitativa. Además del recorte al gasto electoral (cuestionable) y a gasto administrativo del sector público (improductivo) debe reducirse el gasto en comunicación del Ejecutivo Federal y otros poderes (contraproducente para la democracia). Sin embargo, este ahorro será insuficiente y deberá recurrirse a nuevos gravámenes. El más indicado para replantearse es el impuesto a la tenencia vehicular, bajo un esquema de coordinación nacional que evite su elusión.
Rodrigo García Verdú
Economista
Opinión
Me parece que los esfuerzos del gobierno deben enfocarse en hacer aquello en lo cual no puede ser sustituido de ninguna forma por iniciativas de la sociedad civil o de la iniciativa privada. La principal, aunque no la única, es darle lo recursos necesarios a los ingenieros peritos para que hagan las evaluaciones oficiales del estado de los inmuebles afectados, y a los juzgados y tribunales locales (ejerciendo una estricta supervisión sobre ellos) para que puedan desahogar la multitud de litigios que habrá que resolver. Algunos se refieren a demandas de los propietarios a los constructores y desarrolladores de vivienda; otros serán demandas de inquilinos a sus caseros (por ejemplo, habrá disputas acerca de si el inmueble es habitable o no); también habrá litigios entre vecinos de edificios colindantes (por ejemplo, un edificio estructuralmente bien hecho puede haber sido dañado por un edificio que no cumplía con las normas de construcción) y otras disputas serán entre vecinos del mismo edificio (algunos querrán reconstruir, otros no; además está problema de ponerse de acuerdo en el horizonte de tiempo de la reconstrucción y sus modalidades, en caso de que haya acuerdo en reconstruir). Hay que recordar que, como reza la máxima jurídica, "justicia retardada, justicia denegada", y en temas de vivienda minimizar el rezago es aún más importante. Nadie más puede dirimir estos conflictos entre particulares si no es el Estado (aunque en principio existe la opción de mediación y arbitraje privados, estos casos seguramente no lo contemplaron).
Bárbara Carrillo
Opinión
Además de reconstruir, el gobierno puede apoyar y ayudar a las organizaciones altruistas que están construyendo viviendas para los damnificados. Sobre todo a aquellas instituciones sin fines de lucro.

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.