México ¿Cómo vamos?
Columnas Animal Político
Los avances y los pendientes de Aguascalientes y Zacatecas

Por: Mariana Galindo (@margaloro) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)

 
19 de Abril del 2016

En el blog de México, ¿Cómo Vamos? en Animal Político.

Los avances y los pendientes de Aguascalientes y Zacatecas

Por: Mariana Galindo (@margaloro) y Valeria Moy (@ValeriaMoy)

México, ¿Cómo Vamos? presenta en este blog una serie de artículos para mostrar la realidad económica de los estados que tienen elecciones en junio próximo, dando una perspectiva de los resultados que han tenido en materia económica en la última administración y de los problemas y oportunidades que enfrenta cada uno. Hablaremos de crecimiento, pobreza, desigualdad e informalidad; variables que afectan la calidad de vida de los habitantes e inciden en el desarrollo del país. Esta semana tocan Aguascalientes y Zacatecas.

De la A a la Z: los avances y los pendientes

Aguascalientes y Zacatecas, estados vecinos que comparten historia y coinciden este año en el momento electoral. Aguascalientes comparte la mayor parte de su frontera con Zacatecas; a una persona que quiera moverse de una capital a otra le tomará menos de dos horas en coche. A pesar de su cercanía geográfica e histórica, durante el periodo de administración de sus gobernadores actuales estas dos entidades han obtenido resultados económicos totalmente diferentes.

Son entidades vecinas, pero diferentes. Desde el punto de vista demográfico, Zacatecas tiene una superficie 13.4 veces el tamaño de la de Aguascalientes, mientras que el tamaño de su población es únicamente 1.2 veces la de Aguascalientes. La mitad de la producción de ambos estados está concentrada en el sector servicios. La producción restante se concentra en minería en el caso de Zacatecas y en manufacturas en el caso de Aguascalientes.

En 2010 ambas entidades celebraron elecciones. A finales de ese año tomaron posesión Carlos Lozano de la Torre en Aguascalientes y Miguel Alonso Reyes en Zacatecas, los dos de extracción priista.

Como se ha mencionado recurrentemente, el crecimiento económico de Aguascalientes ha sido sorprendente. En los últimos 6 años, ha crecido a una tasa de 5.6% en promedio anual, tasa significativamente mayor al promedio nacional, que ha sido de 2.9%. Sólo Querétaro lo supera, habiendo crecido en este periodo al 6.5%. Aguascalientes incluso ha alcanzado crecer a tasas de dos dígitos, en el último trimestre de 2014 creció al 12.5%. Ese mismo año, Aguascalientes creció 11.2%, mientras que el país lo hacía al 2.3%.

La informalidad es un problema que aqueja a todo el país y Aguascalientes no es la excepción. Hoy en día, el 41.7% de su fuerza laboral está en el sector informal. Pero lo relevante no es únicamente este dato. Hay que enfocarnos en que Aguascalientes ha logrado reducirla. Inició el sexenio con 46.1%, la ha disminuido en más de 4 puntos.

En sus discursos inaugurales ante el Congreso local tanto Lozano de la Torre como Alonso Reyes pusieron énfasis en el compromiso de sus respectivos gobiernos con la generación de empleo. Aguascalientes ha cumplido el objetivo, pero no ha sido así en Zacatecas.

Aguascalientes ha logrado crear más empleos formales de los determinados en la meta que México, ¿Cómo Vamos? le ha establecido. Si bien la creación de empleos formales está sujeta a variaciones estacionales, Aguascalientes ha creado empleos formales de forma consistente. Si bien la productividad en Aguascalientes se ha detenido ligeramente en el 2015, en el trascurso de 2010 a 2015, aumentó de 666 pesos por hora trabajada, a 799 pesos, por encima del nivel nacional que, con los últimos datos disponibles, se encuentra en 691 pesos por hora trabajada.

La situación económica de Zacatecas es distinta. En los últimos 5 años, Zacatecas ha crecido en promedio 2.7%, una tasa menor al crecimiento nacional. Su última tasa de crecimiento reportada, la del tercer trimestre del 2015, fue de 4.6%. No es una tasa menor, pero es importante que Zacatecas logre ubicarse en una senda de crecimiento sostenido para poder enfrentar los problemas que lo aquejan. En Zacatecas, el ingreso per cápita es menor al nacional, está en el lugar 21 de los 32 estados del país. También la desigualdad es mayor al promedio, su índice de Gini es 0.436, mientras que el nacional es 0.401 (es un indicador de desigualdad que se encuentra entre 0 y 1, entre más cercano a cero, mayor igualdad).

Zacatecas no ha alcanzado la meta de creación de empleo formal, tendrían que generarse 14,400 empleos formales al año para darle cabida a la población que se va integrando al mercado laboral. No lo ha logrado en ninguno de los años de esta administración. El 54.2% de su mercado laboral está en el sector informal y este porcentaje se ha incrementado en estos últimos 5 años. La productividad es 632 pesos por hora, menor también al promedio nacional. Los pendientes son claros: empleos formales, informalidad, productividad.

Un pendiente que comparten ambos estados es la pobreza laboral. En el transcurso de 2010 a 2015, el número de personas en pobreza laboral aumentó en ambas entidades, es decir, aumentaron los hogares que no pueden adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral. En Aguascalientes hay 475,500 personas en esta condición y en Zacatecas 857,530, correspondientes al 36.9% y 54.4% de sus poblaciones respectivas.

Generar infraestructura, proveer servicios a la población, hacer cumplir las leyes, fomentar crecimiento económico, en 58 municipios esparcidos en 77.6 mil km cuadrados que tiene Zacatecas tiene un mayor grado de complejidad que hacerlo en 11 municipios esparcidos en 5.6 mil km cuadrados que tiene Aguascalientes. Pero ese el reto. Aguascalientes ha logrado implementar políticas de desarrollo económico que han impulsado su estado. La siguiente administración tendrá el reto de seguir esta senda de crecimiento.

Este 5 de junio se celebrarán comicios para elegir gobernador en ambas entidades. Aquí retratamos algunos de los pendientes de cada estado. Aguascalientes tiene que traducir el bienestar económico a toda su población. Zacatecas debe generar el empleo formal mínimo que aumente la productividad de su población y sus ingresos. Está en la sociedad exigir propuestas que aborden estos temas y darles seguimiento.

Relacionados
Diez aclaraciones en torno al comercio
Por: Arturo Damm Arnal (@ArturoDammArnal)
Leer más
La baja participación de mujeres en el mercado laboral
Por: David Kaplan (@David_S_Kaplan)
Leer más
COFECE, con la lupa puesta en los taxis de aeropuerto
Por: Alejandra Palacios (@JanaPalacios)
Leer más

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.