México ¿Cómo vamos?
Columnas Animal Político
Tamaulipas: entre la inseguridad y el comercio

Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)

 
31 de Mayo del 2016

En el blog de México, ¿Cómo Vamos? en Animal Político.

Tamaulipas: entre la inseguridad y el comercio

Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)

México, ¿Cómo Vamos? presenta en este blog una serie de artículos para mostrar la realidad económica de los estados que tienen elecciones en junio próximo, dando una perspectiva de los resultados que han tenido en materia económica en la última administración y de los problemas y oportunidades que enfrenta cada uno. Hablaremos de crecimiento, pobreza, desigualdad e informalidad; variables que afectan la calidad de vida de los habitantes e inciden en el desarrollo del país. Esta semana es el turno de Tamaulipas.

 

“Queremos un Tamaulipas seguro, un Tamaulipas humano, competitivo y sustentable”.

Egidio Torre Cantú, gobernador de Tamaulipas, 1 de enero de 2011.

Es difícil hablar de Tamaulipas desde el punto de vista económico. Los datos que tenemos a la mano y que vienen rápidamente a la mente se refieren a otros temas: seguridad, narcotráfico, violencia, secuestros. Tan solo este fin de semana Tamaulipas estuvo presente en todos los medios nacionales y en varios internacionales por el secuestro del futbolista Alan Pulido.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2015 (ENVIPE) muestra que en el 2014 –cuando se levantó la encuesta- únicamente el 11 % de sus habitantes se sentía seguro. De 2011 a 2015, el porcentaje de la población tamaulipeca que considera que vivir en Tamaulipas es peligroso se incrementó de 83.4 % a 86.9 %. Los delitos con mayor prevalencia en la entidad son la extorsión, el robo o asalto y las amenazas, en ese orden. La ENVIPE estima que en Tamaulipas solo se denuncia el 11.3 % de los delitos. A nivel nacional es todavía menor, 10.7 %.

Entiendo el ánimo optimista que se desea presentar en los discursos de toma de protesta, enumerar los retos de los estados y los planes para resolverlos para alentar a los ciudadanos en las administraciones entrantes. En su discurso el 1 de enero de 2011, el actual gobernador de Tamaulipas reconocía las expectativas que se habían depositado en su gobierno y prometió trabajar para hacer del estado el mejor lugar para invertir, el mejor lugar para visitar y en suma, el mejor lugar para vivir. Cinco años después podemos contrastar con lo que ha pasado.

Tamaulipas aporta aproximadamente el 3 % al PIB del país y tiene 643.9 kilómetros de frontera con Estados Unidos, lo que la hace clave en las relaciones comerciales del país. Tamaulipas tiene 15 cruces fronterizos y dos puertos marítimos. El 30 % del comercio internacional de México pasa por ahí, únicamente por Nuevo Laredo, pasa el 28 % del comercio derivado del Tratado de Libre Comercio. Es el quinto estado con mayores exportaciones, después de Nuevo León, Coahuila, Baja California y Chihuahua. El 92.3 % de sus exportaciones se dirigen a Estados Unidos.

Su ubicación geográfica define su vocación económica, que se encuentra concentrada en las actividades terciarias, más del 58 % de su producción se debe a este sector, mientras que las primarias únicamente representan el 3.5 %.

El PIB per cápita de Tamaulipas es superior al nacional, 141,523 pesos frente a 136,214, ocupa el onceavo lugar entre de los 32 estados del país. Sin embargo, a nivel agregado, el PIB tamaulipeco ha crecido menos que lo que ha crecido el PIB del país en los últimos 5 años, 2 % frente a 2.9 %.

Tamaulipas tiene, como la mayoría de los estados del país, un rezago en la creación de empleo formal. Para darle cabida a la población que año con año se incorpora a la población económicamente activa, Tamaulipas tendría que generar 36,000 empleos al año. Únicamente ha creado 11,259 en promedio anual durante los años de esta administración. Sin embargo, la tasa de informalidad es menor a la nacional. El 46.2 % de su población ocupada lo hace en el sector informal, mientras que a nivel nacional este porcentaje alcanza el 52.9 %.

La pobreza ha aumentado en Tamaulipas. De 35 % de su población en 2011 a 39.4 %. Hoy hay 1,410,081 personas que no pueden adquirir con su ingreso laboral la canasta alimentaria básica determinada por el CONEVAL, 228,504 más de las que había en el 2011.

El 5 de junio se elegirá un nuevo gobernador. Sin duda, la atención estará centrada en la seguridad. Pero no podemos olvidar que la economía está íntimamente ligada con la confianza de los inversionistas, de los consumidores, de las empresas. La falta de estado de Derecho impide que Tamaulipas crezca más y que sus habitantes se sientan seguros en sus hogares. Está en la siguiente administración lograr que Tamaulipas, tal vez no llegue a ser el mejor lugar para vivir, pero sí logre ser un mejor lugar.

 

@MexicoComoVamos

Relacionados
La inflación y las tasas de interés
Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)
Leer más
Las dos caras de las remesas
Por: Valeria Moy (@ValeriaMoy)
Leer más
La inversión en la cuenta pública
Valeria Mendiola (@ValeriaMendiola)
Leer más

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.