#PreguntaExpertos

15 de Mayo del 2019

Recientemente se publicó la Reforma Laboral aprobada por el Congreso. ¿Crees que tenga algún impacto sobre la actividad empresarial?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Sí - La nueva reforma laboral, en línea con las recomendaciones de OIT, de lo convenido en el
antiguo TPP y ahora en el T-MEC, incidirá en la actividad empresarial. Por una parte, de no haberse aprobado., el Congreso de EUA -como dijo N.Pelosi- no seguiría adelante con el T-MEC. Por otra, las relaciones obrero-patronales tendrán una dinámica diferente, a la cual tendrán que adaptarse ambas partes de manera que la actividad empresarial -incluyendo temas de producción, empleo, productividad y distribución de beneficios/remuneraciones- pueda dinamizarse e ir colocando como cimiento de la competitividad a la innovación y no a los bajos salarios.

Opinión Sí - Va a modificar el ámbito y movimiento laborales de manera importante. Bien implementada, la reforma puede ser altamente positiva; si no se limita la capacidad de extorsión y la politización se corre el riesgo de inestabilidad laboral y se logre menos inversión. Hubiera sido mejor facilitar el que empleados de empresas pequeñas y medianas pudieran escoger con mayor facilidad no tener sindicato ni contrato colectivo. Hubiera también sido mejor que, antes de la suspensión de labores, se muestre 51% de apoyo para llevarlas a cabo.

Opinión Sí - El aumento en el número de sindicatos que, con la reforma, podrán existir en las empresas, podría generar una disminución en la productividad, ya que ahora en lugar de negociar con un sindicato se tendrá con un varios de ellos.

Opinión Sí - En el corto plazo, ayudará al proceso de aprobación del T-MEC, lo cual promoverá la actividad empresarial. En el mediano y largo plazos, apoyará al desarrollo laboral, que a su vez debería incidir en el poder adquisitivo de la población, lo que a su vez realimentará la actividad empresarial.

Opinión Sí - El impacto será negativo, pues provocará pérdida de competitividad. Se está intentando nivelar el piso en cuanto a democracia sindical, lo cual es positivo, pero se hace sin simultáneamente flexibilizar el empleo. En México sigue siendo carísimo reducir el personal, las negociaciones de contrato colectivo son anuales y con la empresa emplazada a huelga, no hay "right to work" como en estados del sur estadounidense donde los trabajadores pueden elegir no ser parte del sindicato, un trabajador no tiene derecho a trabajar cuando la empresa está en huelga, etc. La actividad sindical mexicana seguirá siendo fuente de extorsión hacia las empresas, con beneficios muy limitados para los trabajadores. Acabará fomentando la informalidad.

Opinión Ambiguo - Falta conocer la regulación secundaria para precisar cuál podría ser el impacto. Lo que hoy se conoce genera una sensación de ambigüedad ya que por un lado hay grandes avances pero por otro no se han tomado en cuenta las preocupaciones de los empresarios sobre la reforma.

Opinión Ambiguo - Esta reforma privilegia la transparencia, negociación y la competencia sindical, pero es posible que en los detalles de implementación aparezcan prácticas nocivas para la actividad empresarial. Si se desea que esta reforma camine en el sentido correcto, es importante eliminar vicios del sector laboral colectivizado y sindicalizado. No es buena señal que el gobierno traiga del pasado líderes sindicales con serios problemas de probidad, en sectores históricamente conflictivos como la minería y la educación.

Opinión Sí - La reforma laboral cambiará el poder de negociación de las condiciones de trabajo a favor de los sindicatos y sus líderes. En la medida en que también se fortalezca la democracia sindical esto mejorará la distribución del ingreso frente a empresas con poder de manipulación de precios o alto poder de negociación contractual. Esto es positivo, pero conlleva el riesgo de que se afecte en costos y posibilidades de empleo e inversión a medianas y pequeñas empresas en condiciones de alta competencia. Esto sería aún más cuestionable si los beneficios laborales se concentran en los líderes sindicales o un grupo muy pequeño de trabajadores bajo situaciones de corrupción o chantaje. El saldo final de la reforma puede ser positivo, pero con gran heterogeneidad según el tipo de empresa.

Opinión No - Me parece que tendrá un mayor impacto en la dinámica entre agremiados y sindicatos que en la actividad empresarial en sí. Los conflictos laborales se verán afectados con la desaparición de la Junta de Conciliación y Arbitraje pero no me parece que eso tenga impacto alguno sobre la actividad empresarial.

Opinión Sí - Se reconoce el derecho de asociación de los trabajadores pero no su rechazo a asociarse. Tampoco se explicita su derecho a no aportar recursos a sindicatos si no desean asociarse. Finalmente, no se explicitó el derecho a trabajar si la (o el) trabajador está en contra de una huelga. En contraste, se mantiene el poder de los líderes a través de figuras como la cláusula de exclusión. Por consiguiente es factible que se mantenga la capacidad de extorsión de estos últimos y que haya más huelgas, afectando en forma adversa la producción de bienes y servicios.

Opinión Sí - Creo que, en términos generales, se trata de una buena reforma. Desde luego que para tener una valoración completa debemos esperar a conocer reglas secundarias así como la implementación de la reforma. Pero el buscar que exista mayor democracia sindical, que desaperezcan las Juntas de Conciliación y Arbitraje y se transfieran los casos laborales al poder judicial, deben de contribuir a una mejor vida sindical, a reducir la probabilidad de que existan líderes síndicales corruptos y que no respresentan a los intereses de los trabajadores. En el mediano plazo esto debiese contribuir a que una mayor proporción del ingreso nacional sea destinado al trabajo, lo cual a su vez puede contribuir a fortalecer al mercado interno. Finalmente, la reforma es positiva pues aumenta las posibilidades de aprobación del T-MEC,

Opinión Ambiguo - Con los textos que se conocen es difícil saber si el impacto será únicamente positivo o negativo. La implementación y las regulaciones secundarias van a ser fundamentales para determinar si el resultado final será positivo o negativo.

Opinión Sí - La propuesta tiene algunos aspectos favorables en el sentido de apoyar al trabajador; sin embargo, es una reforma incompleta que dejó algunos aspectos pendientes por resolver y que tienen que ver con la disminución gradual de las rigideces que existen en el mercado de trabajo. Incluso, algunos miembros del Senado que aprobaron la reforma reconocen ese hecho. Por otra parte, las nuevas disposiciones en cuanto a sindicatos y revisión de contratos colectivos pueden multiplicar y hacer más complejas las negociaciones contractuales, lo que puede desincentivar el trabajo formal.