#PreguntaExpertos

26 de Julio del 2022

¿Qué mecanismos/políticas debe implementar el gobierno federal para fortalecer la economía interna, ante una posible recesión en EUA?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión: Lo primero que el gobierno debe enfrentar es la crisis alimentaria, la cual se pudiera exacerbar con una recesión en EE UU. Esto implica llegar a las poblaciones más vulnerables y suministrar los alimentos más básicos. Segundo, el gobierno debe facilitar la creación de Pymes y ofrecerles beneficios fiscales para impulsar la economía interna.

Opinión: Atraer inversiones. Un mecanismo que esta administración no quiso tomar, fue el de las rondas petroleras. Bajo las circunstancias actuales, resultaría atractivo abrir rondas de gas. Eso permitiría tanto atraer grandes inversiones como fortalecer la seguridad energética nacional.

Opinión: Terminar con la incertidumbre en el mercado energético.

Opinión: Desregulación en todos los niveles, federal, estatal y municipal. Hay que facilitar la operación de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas que hoy pasan por verdaderos viacrucis de normatividad, regulación y extorsión. Legal e ilegal.
Facilitar la operación desde el punto de vista fiscal, devolución expedita de saldos a favor de IVA, compensación de impuestos.
Mejorar oportunidades de acceso a capital para las empresas pequeñas y medianas.
Crear un ecosistema favorable al emprendimiento y al desarrollo de las empresas.

Opinión: En el corto plazo sería deseable resolver de disputas del sector energético en el TMEC de forma eficiente para dar certeza jurídica a la inversión en México y promover el aumento de captación de capital duradero del extranjero e IED, tipo de inversión más confiable que el especulativo que desde la pandemia está sosteniendo el tipo de cambio.


En el corto y mediano plazo, fortalecer la inversión productiva, así como el gasto público en infraestructura y en innovación y desarrollo, en especial para plantear el desarrollo de la industria de semiconductores, ya que además de aumentar la demanda agregada, esta es deflacionaria en el mediano plazo y va en línea con los esfuerzos que se están haciendo en Estados Unidos al respecto con las propuestas bipartitas en su Congreso: Inflation Reduction Act, CHIPS for America Act y FABS Act. Esto además ayudaría a atender la recuperación de la tendencia pre pandemia del sector construcción, que a mayo de 2022 tiene un rezago de más de 15 puntos porcentuales con respecto a los niveles de enero de 2019.

Opinión: La principal fortaleza que ha logrado preservar la economía mexicana es la solidez de sus fundamentos macroeconómicos, que encuentran soporte en el conjunto de políticas macroeconómicas que, pese a los retos, continúan siendo creíbles y ejecutadas con oportunidad. El riesgo de recesión que se advierte en Estados Unidos, alimentado por la necesidad del ajuste que requiere hacer la Reserva Federal a su tasa de referencia para contener la inflación, será un factor que presionará de forma considerable la credibilidad de estas políticas. Por una parte, se espera que el Banco de México realice un ajuste sobre su propia tasa de interés que incorpore los movimientos de la Reserva Federal. Por otra, se han incrementado las tasas en diferentes nodos de la curva de rendimientos, lo que presiona al alza el costo financiero de la deuda pública, no solo de los vencimientos de corto plazo sino de los refinanciamientos que se ejecuten a mediano y largo plazo. Ambos fenómenos plantearán retos al Banco de México y al gobierno federal sobre las posturas monetaria y fiscal, respectivamente. En su caso, el gobierno federal deberá ser respetuoso de la autonomía del Banco de México y permitir que ejecute sus herramientas para anclar las expectativas de inflación. Asimismo, deberá tomar las previsiones necesarias para enfrentar la presión sobre el gasto no programable (que incorpora el costo financiero) tan pronto como en septiembre, cuando presente los Criterios Generales de Política Económica para 2023. Este documento, eje macroeconómico del paquete fiscal, deberá contener supuestos realistas para las tasas de interés, el crecimiento económico y el precio del petróleo, entre otras, a fin de que las trayectorias que espere para el déficit y la deuda pública tengan una probabilidad relativamente elevada de cumplirse.

Opinión: Es crucial sostener y empujar aún más la política de recuperación de salarios, a la par que se fortalecen los procesos de democracia sindical, para evitar que los salarios absorban los efectos distributivos negativos de la alta inflación actual. Además, la política fiscal debería acompañar de manera paralela los cambios en la política monetaria para fortalecer el ingreso disponible de la población, pero los limitados ingresos (que se ven aún más restringidos al sostener los subsidios energéticos) dificultan el margen de maniobra del gobierno federal para responder a esta necesidad.

Opinión: El desempeño de la economía de México está directamente ligado al estado de la economía de EE.UU. Si ese país entra en recesión, podemos enfrentar dificultades para mantener un nivel de actividad económica adecuado a las necesidades del país. Lamentablemente, el sector interno también se encuentra debilitado, y muchas de las industrias no han recuperado el nivel que tenían previo a la pandemia, pero eso no quiere decir que no se puedan tomar medidas para que el sector externo apoye al sector doméstico.

Por ejemplo, México puede desarrollar planes de acción emergentes a partir de los siguientes puntos:

Primero, y considerando la base manufacturera de exportación con la que ya cuenta el país, es urgente que se abran nuevos mercados de exportación. Es urgente que se firme y ratifique la modernización del acuerdo de libre comercio entre México y la Unión Europea, además de concluir los procesos abiertos con Ecuador, Reino Unido y eventualmente Corea del Sur. Estos nuevos mercados pueden ofrecer oportunidades interesantes para nuestros exportadores, en caso de que la economía de EE.UU. efectivamente se desacelere;

Adicionalmente, es fundamental que México desarrolle una estrategia articulada para atraer inversiones al país. Debido a factores geopolíticos y de seguridad de las cadenas de valor, existe una gran cantidad de capitales que están buscando un nuevo hogar; México tiene todos los factores esenciales para convertirse en el gran ganador del proceso de relocalización de industrias. Se debe otorgar los recursos necesarios a las autoridades encargadas de la promoción del país para buscar esos capitales.