📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 08 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF), diciembre 2023    |    Martes 09 de abril: 🚦 Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), marzo 2024    |    Miércoles 10 de abril: Balanza comercial de mercancías (revisada), febrero 2024 / 🇺🇸 Inflación al consumidor (CPI), marzo 2024 / 🇺🇸 Minutas de la decisión de política monetaria del 20 de marzo (FOMC)    |    Jueves 11 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), febrero 2024 / Líneas de pobreza por ingresos, CONEVAL, marzo 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#PreguntaExpertos

01 de Agosto del 2023

¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías en términos económicos a 5 años del triunfo electoral del gobierno actual? Compártenos tu balance.

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión: Desde el punto de vista macroeconómico, México se ve fuerte en particular en comparación con otros países países de AL. Sin embargo, no percibo avances en la reducción de brechas de desigualdad.

Opinión: A la Administración de López Obrador hay dos logros que reconocerle: uno es que, por primera vez en mucho tiempo, los mexicanos le tememos al SAT. El segundo es que no incrementó sustancialmente la deuda. Otros logros que no son de él ni de su partido, pero ocurrieron en este sexenio son: el incremento al salario mínimo, el debilitamiento de sindicatos abusivos y el incremento en los días de vacaciones por ley.

Opinión: En términos económicos desde mi punto de vista el avances es positivo a pesar del gobierno. Ejemplos de lo anterior son: el impacto en el nearshoring en Mexico, generación de empleo, crecimiento económico. En la parte negativa: la política económica de este gobierno se basa en regalar dinero y no en sustentar las bases para un crecimiento y desarrollo sostenido. Hemos retrocedido en todos los indicadores internacionales: competitividad, estado de derecho, corrupción, educación, entre otros.

Opinión: Positivos: Se ha cuidado de alguna manera el endeudamiento y se ha respetado la autonomía del Banco de México.
Negativos: La inversión pública ha sido poca y mala, desde el punto de vista de rentabilidades social y financiera. Hacia futuro cada vez hay más compromisos y cada vez por más dinero, lo que complicará a los siguientes gobiernos. Muy bajo y mal gasto en salud y educación. Falta de un plan maestro para el aprovechamiento de la oportunidad del nearshoring. Pésima política pública en materia de energía eléctrica y petróleo.

Opinión: La administración federal actual, como responsable de la ejecución de políticas macroeconómicas clave, ha tomado acciones en casi la totalidad de ámbitos críticos. Prácticamente todas estas decisiones han resultado ampliamente aplaudidas y vilipendiadas por diferentes sectores, pero existen aspectos que deben ser evaluados desde diferentes ángulos para tener una visión balanceada. En ese sentido, destaco tres combinaciones de políticas con amplios claroscuros, especialmente por el contraste entre su motivación de corto plazo y las consecuencias que tendrán a mediano plazo: fiscal-energética, laboral-educativa y comercial-seguridad pública.

En primer lugar, enfatizo la conducción de la política fiscal. El aspecto más positivo en este caso se da porque este gobierno ha preservado el discurso de la responsabilidad fiscal como un elemento crítico dl manejo de las finanzas públicas. Al respecto, sobresale el crecimiento moderado de la deuda en puntos del PIB con relación a los gobiernos de la era democrática. No obstante, ese esfuerzo contrasta notablemente con la ejecución de la política energética, que nuevamente ha restringido el potencial de sectores estratégicos para el país a los límites inherentes a las cuentas públicas, promoviendo una relación que hará insostenible que la siguiente administración pueda mantener el nivel de apoyo del que gozan actualmente Pemex y CFE sin comprometer la trayectoria de la propia deuda.

En segundo lugar, también sobresalen los cambios en materia laboral. Ha sido importante el avance de la legislación en diferentes aspectos, especialmente en materia de outsourcing, salario mínimo y beneficios para la población trabajadora. Se ha cuestionado sobre todo si la ejecución ha sido la más oportuna y la magnitud de ciertos cambios dado el entorno de recuperación de la economía después de la pandemia, pero quizás lo más grave en torno a los impactos sobre el mercado laboral a largo plazo son las diferentes políticas que se han promovido en el sector educativo, especialmente las que tienen que ver con los procesos de evaluación educativa y la actualización de los libros de texto gratuitos que comprometerán la productividad de largo plazo de la fuerza laboral del país al deteriorar su proceso de formación de capacidades.

En tercer lugar, resalta la política de apertura comercial en torno al TMEC. Esta administración continuó con el proceso de negociación del antiguo TLCAN y firmó el nuevo tratado, lo que envió una señal muy positiva hacia afuera del país. Sin embargo, también ha insistido en diferentes políticas que han violado su contenido y que tienen al país envuelto en diferentes mecanismos de resolución de controversias. A estos claroscuros hay que añadir la política de seguridad pública que, al ser cedida casi por completo al ejército y la marina en temas de combate al crimen organizado, lejos de reducir los índices de criminalidad, ha incrementado los niveles de violencia en diferentes polos del país, lo que afectará de forma duradera la competitividad del país para atraer más inversiones que le permitan beneficiarse de dicha apertura.

Opinión: Como aspecto positivo, destacaría el aumento sustancial en salarios mínimos, el cual ha tenido impacto en la distribución de la masa salarial del país. Otro aspecto positivo sería la relativa disciplina fiscal en el balance público--pero hay un foco rojo en la calidad del gasto.
La lista de aspectos negativos, sin embargo, es larga. Aunque hay una recuperación económica post pandemia, el sexenio terminará con una economía ligeramente mayor a la de 2018.
La caída del PIB per cápita significa más pobreza y carencias de todo tipo. El gobierno presume mejorías en la distribución del ingreso pero no hay evidencia contundente todavía.
La inversión pública sigue estancada y el tipo de proyectos que se han financiado son de dudosa rentabilidad social.
Algunos programas sociales van en la dirección correcta pero al carecer de transparencia y rendición de cuentas se vuelve difícil evaluar su impacto e incidencia.
Para financiar todo lo anterior, se han castigado las capacidades del estado y la calidad de los servicios públicos como educación y salud.
El entorno económico internacional es muy propicio para el crecimiento y la inversión extranjera directa en México, pero las políticas del gobierno no lo han aprovechado.

Opinión: No veo aspecto positivo alguno de esta administración. Por el contrario, veo aspectos muy negativos que marcan un retroceso histórico de México en los ámbitos económico, social y político: 1, Violación o intento de violar la Constitución de manera sistemática. Recordemos que el factor determinante para el crecimiento económico es el Estado de Derecho. 2. Estancamiento económico. 3. Aumento de la pobreza y de la pobreza extrema. 4. Ataques al sector privado e incumplimiento de contratos y compromisos del gobierno con el sector privado en materia de proyectos de inversión. 5. Gasto público con fines políticos, en particular, los proyectos icónicos de este gobierno de nula rentabilidad económica y social.. 6. Graves rezagos en materia de educación y salud.
7. Desaparición de fondos y fideicomisos. 7. Restricción presupuestal severa de Organismos Constitucionalmente Autónomos,