#PreguntaExpertos

28 de Febrero del 2017

En caso que se cancelara el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ¿cuál debería ser la estrategia a seguir en la política comercial de México de tal forma que fuera sostenible y benéfica en el largo plazo?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión: No debería haber política comercial, ya que con la misma el gobierno modifica los resultado del mercado, es decir, de los intercambios voluntarios entre mexicanos y extranjeros. Si se cancela el TLC (y aunque no se cancele), el gobierno mexicano debe avanzar unilateralmente en la apertura comercial, lo que beneficiaría a los consumidores mexicanos y obligaría a los productores nacionales a volverse más competitivos. Todo ello, ¿tiene algo de malo?

Opinión: La Secretaria de Economía tendría que hacer un diagnóstico y balance sobre los alcances de los otro tratados comerciales que tiene firmados México y, en función de ello, diversificar las exportaciones con metas a corto, mediano y largo plazo concretas, así como por tipo de producto.

Se trata de potenciar cada uno de los acuerdos comerciales y aprovechar las ventajas comparativas que se tiene por país y producto, con el fin de crear toda una política de exportaciones a productos y mercados antes definidos, y con ello ir eliminando o compensando los diferentes deficit comerciales que se tiene con buena parte de los países con quien acuerdos comerciales.

Opinión: 1. Concentrarse en promover el comercio con mayor valor agregado y no como en el pasado, que omitió esta preocupación y provocó una "maquilizacion" de las exportaciones. Para ello es necesario coordinar la política comercial con la de desarrollo productivo.

2. Oportunidad adicional si termina el TLCAN es (re)diseñar la política de Inversión Extranjera Directa y, en línea similar, que impulse dicho valor agregado.
3. Diversificar mercados y buscar construir una relación más productiva con China.

Opinión: Nuestro país deberá de mantener e intensificar su política comercial de apertura con otros países. Lo anterior permitirá diversificar nuestro comercio y obtener beneficios para México en el corto, mediano y largo plazo. Cabe señalar que, desde mi punto de vista, el TLCAN no se cancelará. El déficit de EUA con México es de 65 billones de dólares, lo que representa 12% del comercio entre ambos países. Esta cifra no es tan significativa si se compara con China (348 billones de dólares de déficit que representa 61% del comercio), con Japón (67 billones de dólares usd de déficit y 35% del comercio) y con Alemania (66 billones de dólares de déficit y 40% del comercio entre ambos países).

Opinión: 1) Mantener el principio de economía abierta al comercio internacional

2) Reducir los aranceles que prevalecen para importaciones provenientes de países con los que no hay TLC

3) Diversificar el comercio y las fuentes de IED

4) Eliminar barreras regulatorias que entorpecen operaciones de comercio exterior

Opinión: Debemos abrir nuevos mercados, utilizando los tratados comerciales que tenemos, así como procurar celebrar nuevos tratados como por ejemplo con Inglaterra que, cuando salga del ?brexit?, quedará fuera del que tenemos con la Unión Europea.
Igualmente, a pesar de que no exista NAFTA, buscar la mejor manera de seguir penetrando el mercado de Estados Unidos y conservar un tratado con Canadá.
También, buscar ampliar la alianza del pacífico y buscar tratados con países del lejano oriente, así con Brasil y otros de América del Sur.

Opinión: Independientemente de cuál sea el destino del TLCAN, este aviso nos debe empujar a diversificar nuestros mercados para no tener una dependencia tan grande de uno solo, algo que debimos hacer desde tiempo atrás.
Sin duda las ventajas geográficas y la complementariedad de México con la economía de EUA son innegables, pero siempre será mejor tener más mercados donde vender nuestros productos.

Opinión: Lo que creo que México tiene que hacer es diversificar su comercio con otros países del mundo para no ser tan vulnerable a la situación de un país específico, así como fortalecer la demanda interna.

Opinión: Total apertura al resto del mundo, tan rápido como se pueda. El arancel óptimo para una economía pequeña es cero. Unir a la comunidad internacional para evitar un desmoronamiento de la OMC.