#PreguntaExpertos

12 de Marzo del 2018

La designación del Fiscal Anticorrupción se ha aplazado en numerosas ocasiones, mientras tanto, México ocupó el lugar 135 de 180 países en el Índice de Precepción de Corrupción de Transparencia Internacional. ¿Cuáles medidas adicionales propondrías para enfrentar la crisis de corrupción en México?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión: Más allá del tema de las instituciones legales y las organizaciones gubernamentales lo fundamental es: 1) El ejemplo ético en la familia. 2) La educación ética en las escuelas. Además, a nivel de las organizaciones, conviene que la (en singular, debe de ser sólo una) encargada del combate a la corrupción sea, no gubernamental sino estatal, no del gobierno sino del Estado (tipo Banxico, INEGI, INE).

Opinión: El aplazamiento del nombramiento del fiscal anticarropción es apenas una pieza más de las que faltan para arrancar debidamente el SNA. La transformación de la PGR, el nombramiento de los jueces y la aprobación de los formatos públicos de las declaraciones de intereses y de patrimonio son otros pasos esenciales.
Los LÍDERES POLÍTICOS HAN ACORDADO NO PONERSE DE ACUERDO EN ESTO, justamente para que no arranque el sistema. No hay quien se salve de esa decisión que realmente los retrata de cuerpo entero. Es ¡¡¡¡vergonzozo!!!!

Opinión: Para abatir la corrupción lo qué hay que eliminar primeramente es la impunidad. Véase, como ejemplo, el
carpetazo que se dio al caso de Duarte. En segundo lugar, es impresentable -y debería eliminarse ya- el uso del poder judicial con fines políticos. Véase lo que se está haciendo para atacar a Anaya mientras que se omite avanzar en el caso Odebrecht.

Opinión: Difícil pregunta, pero en el muy corto plazo, la alternancia política. Castigo en la urna, el único instrumento que tenemos los ciudadanos de a pie. Tenemos que hacer funcionar la democracia.

Opinión: Creo que atacar este problema de México, requiere de medidas "estratégicas/macro" acompañadas por medidas puntuales. Algunas propuestas que podrían ser evaluadas son: 1) estudiar e implementar que han realizado otros países para erradicar/disminuir la corrupción; 2) contar con un catálogo de precios estandarizado para las Secretarías (principalmente para las grandes compradoras); 3) que cuando haya indicios de corrupción la defensa del funcionario(a) sea con un abogado de oficio; 4) mayor uso de "big data" para monitorear acciones y recursos de los servidores públicos.

Opinión: Obviamente se necesita poner en operación íntegra el Sistema Nacional Anticorrupción, designando al fiscal general de la Republica efectivamente independiente y autónomo, el fiscal anticorrupción, los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa y al Auditor Superior.
Además, se requiere reformar las leyes de obras y de adquisiciones, para que todo contrato público sea transparente y ausente de discreción en su asignación.
Todo gasto público tiene que ser liquidado con transferencias bancarias; se tiene que prohibir el uso de dinero en efectivo en el gasto público.
Toda empresa privada que quiera tener un contrato con el gobierno tiene que tener la aprobación previa por parte del SAT.

Opinión: La mejor lucha contra la corrupción es la de abatir la impunidad, empezando desde mero arriba hasta mero abajo sin excepción. ¿Por qué no empezar con un juicio de los casos de la Casa Blanca y Malinanco con un verdadero fiscal y juez independiente e imparcial? Son los casos simbólicos de este gobierno.

Opinión: Absoluta transparencia en el gasto público. Trazabilidad de operaciones, seguimiento ciudadano. Que la función de auditoría del gobierno no dependa del ejecutivo. La Secretaría de la Función Pública convertirla en autónoma e independiente.

Opinión: Hacer saber a los candidatos presidenciales y legislativos que prometer pactos de impunidad, y perseguir opositores políticos, son delitos y atentados contra la democracia. Debemos acudir a la comunidad internacional para impedir que los delitos de corrupción se perdonen en la siguiente administración, en especial los más graves.

Opinión: Lo más importante es evitar que, en lo que resta del sexenio, se nombren al Fiscal General o al Fiscal Anticorrupción que no cumplan con el perfil de independencia, solvencia moral y reconocida reputación profesional que ambos cargos requieren. En segunda instancia habría que escudriñar a los candidatos presidenciales en dos dimensiones: en sus historias personales y profesionales, para asegurar que no hayan incurrido en faltas o delitos que comprometan su autoridad moral y su capacidad para gobernar, ya que es difícil pensar que sin ello pudieran hacer nombramientos adecuados (esto también aplica a otros candidatos a cargos de elección, como diputados y senadores, siendo que estos últimos son parte del proceso de selección del Fiscal General); y en sus propuestas en materia de procuración de justicia, tratando de que definan tanto como sea posible los perfiles de quienes tienen en mente para ocupar los cargos de fiscales (más allá de los requisitos que marca la Constitución y ). Una idea concreta para las asociaciones profesionales, principalmente para las de abogados, es que hicieran un ejercicio similar al que realiza la American Bar Association en Estados Unidos, cuyos miembros clasifican (utilizando las categorías de Bien cualificado, Cualificado o No cualificado) a las personas que el titular del ejecutivo de ese país nomina para ocupar cargos en el poder judicial, los cuales son sujetos a confirmación por parte del senado. En ausencia de barras o colegios de abogados en México dispuestos a hacer este ejercicio, las OSCs o think tanks podrían formar paneles de abogados reconocidos que desempeñaran esta función.

Opinión: Mientras la Procuraduría General de la República esté bajo control del Presidente de la República es muy difícil que se avance sustancialmente en materia de combate a la corrupción. Tal pareciera que el diseño institucional de la PGR tiene como finalidad garantizar impunidad a políticos influyentes ligados al Ejecutivo (o que son parte de él) y perseguir a los adversarios del gobierno en turno. Tenemos una procuración de justicia similar a la de la Venezuela actual.