#PreguntaExpertos

14 de Junio del 2019

Ante las declaraciones de Donald Trump sobre la aplicación de aranceles de 5% a productos mexicanos, ¿qué postura debería tomar el gobierno mexicano?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Otra - Abrir total y definitivamente las fronteras a las importaciones de productos estadounidenses, sin ninguna traba (aranceles).

Opinión Otra - Lo primero que tiene que hacer el Gobierno Mexicano es entablar un dialogo donde haga ver que la imposición de aranceles también afecta a los Estados Unidos, de manera concreta hacer un listado de que empresas estadounidenses se verían afectadas.
Ello sin duda genera presión interna dentro de los Estados Unidos para evitar los aranceles. También en el dialogo hacer ver que el escenario de represalias es una amenaza creíble y entonces enumerar los sectores en donde habrá mas afectación, si como un costo económico concreto, derivado de dichas políticas.

De manera paralela el Gobierno Mexicano si tendrá que asumir compromisos creíbles de control de la inmigración, con objetivos y plazos concretos.

Es importante la creación de centro de detención, donde se pueda ordenar a los inmigrantes, y registrarlos y clasificarlos. Eso enviará una doble señal, a los Estados Unidos de cooperación y a los inmigrantes de desaliento, y que potenciar la figura de inmigración ordenada a México.

Opinión Adoptar medidas retaliatorias - México debe buscar siempre el diálogo con Estados Unidos porque, con independencia del momento peculiar que vivimos, son aliados y amigos a largo plazo. Esto no quiere decir que no deban tomarse represalias ante una flagrante agresión.
Estas represalias deben ser proporcionales, aunque no en todos los productos sino en una canasta de bienes e insumos que perjudique lo menos posible al sistema de producción mexicano y sus habitantes y haga el mayor daño al sistema de producción americano y sus consumidores, con especial énfasis en las regiones en las que el Presidente Trump tiene mayor apoyo.

Opinión Otra - Una combinación de las dos opciones. Diálogo con dignidad significa hacer saber que si se llegara a agotar las instancias, se respondería con aranceles similares.

Opinión Buscar diálogo con EUA sin aplicar represalias - El dialogo con EUA podría servir en una primera fase, después de eso, le quedaría a México, aplicar medidas comerciales a los productos provenientes de EUA (similar a lo que está sucediendo entre EUA y China). El problema con medidas como las anteriores es que al final, la población de los 2 países se encuentra en una situación peor a la que se encontraba originalmente.

Opinión Otra - Debe buscar el diálogo para evitar una guerra comercial en la cual todos perdemos. Sin embargo, debe aplicar represalias ante el bullying comercial de Trump en la eventualidad de que las negociaciones no avancen.

Opinión Adoptar medidas retaliatorias - Es importante que México reaccione a la amenaza de sanciones comerciales con sanciones simétricas dirigidas estratégicamente a estados electoralmente sensibles. Sin embargo, lo es aún más dejar claro que es peligroso responder con sanciones comerciales a temas migratorios. Para éstos es necesario subrayar que ambos países enfrentan un problema humanitario y de seguridad al que es importante responder juntos y con soluciones estructurales. Al haber simplemente cedido ante el chantaje, garantizamos que recibiremos amenazas periódicamente, de acuerdo con los tiempos electorales y problemas coyunturales del gobierno de Estados Unidos.

Opinión Buscar diálogo con EUA sin aplicar represalias - Debe el gobierno entender que el problema no es de comercio sino de migración y que la respuesta entonces no es por el lado del comercio. La negociación será mucho más política que económica y no veo una estrategia en ese sentido. La posición fuerte de México debe relacionarse con lo que sí puede hacer en materia de migración.

Opinión Adoptar medidas retaliatorias - Hay que tomar medidas retaliatorias, pero no del tipo que hemos tomado tradicionalmente (aranceles localizados por productos y regiones para generar presión política). La retaliación mexicana tendría que ser abrir unilateralmente la economía mexicana al comercio y la inversión con China y otras regiones, cambiando nuestra estrategia tradicional de tratados de libre comercio por una de apertura amplia, que nos permita importar lo mejor del mundo y exportar a todo el mundo, especialmente a EUA, a los costos más competitivos posibles. Ver https://imco.org.mx/temas/politica-comercial-mexico-siglo-xxi/ .

Opinión Otra - El gobierno de México debe mostrar disposición a negociar, pero sin ceder de inmediato a las peticiones de Estados Unidos sin recibir nada nuevo a cambio. El gobierno mexicano debe ganar tiempo para conformar una coalición al interior de los Estados Unidos, e internacional ,contra las medidas proteccionistas de Trump. En caso necesario debe enfrentar la primera aplicación de aranceles con medidas de contraataque mientras se consolida un movimiento que le sea políticamente costoso a Trump. Si esto fallara, tendría que ceder en su política migratoria procurando recibir los recursos necesarios para implementar el cambio.

Opinión Buscar diálogo con EUA sin aplicar represalias - Dadas las asimetrías de poder, México tiene mucho más que perder en una guerra comercial, lo cual no quiere decir que todo diálogo sea bueno. Da la impresión de que se pudo negociar con más firmeza, el retiro de la amenaza arancelaria. Después de todo los republicanos, empresarios, gobernadores fronterizos (y varios actores políticos y económicos) más estaban en contra de la imposición de las tarifas.

Opinión Otra - Creo que habría que ejecutar ambas estrategias. Por un lado, es deseable adoptar medidas retaliatorias. En particular, enfocadas a productos provenientes de estados estratégicos desde un punto de vista electoral. Por ejemplo, imponer un arancel muy alto al maíz. No creo que se deba de imponer un arancel generalizado. Por otra parte se debe de buscar diálogo. Sin embargo, en la medida en que los aranceles de Trump sean una estrategia de campaña electoral, el diálogo parece poco promisorio. En adición se debe llevar el caso a los tribunales del TLCAN y de la OMC.

Opinión Otra - 1. Como gobierno mexicano NO aceptaría negociar la política comercial y la migratoria de manera conjunta. Se tienen que separar los dos asuntos. Cualquier tema del ámbito comercial tiene que analizarse y discutirse en el marco de la "actualización" del TLC.
2. Buscar diálogo utilizando como argumento fundamental los perjuicios para ambos países (consumidores y productores) en caso de que EU imponga aranceles y México responda con la misma medida.
3. Si no se logra persuadir a Donald Trump y éste insiste en la imposición unilateral de aranceles, acudiría de inmediato a la Organización Mundial del Comercio y si el tiempo de respuesta es largo, entonces México debe aplicar la misma política. Esto último no le convendría a Trump en sus aspiraciones de reelección, por lo que podría ser una medida efectiva para que rectificara.
4. Como gobierno de México, convocar a reuniones de trabajo con empresarios y expertos en comercio exterior, así como en promoción de exportaciones, para analizar posibles estrategias de diversificación de exportaciones mexicanas por mercado de destino.