#PreguntaExpertos

13 de Marzo del 2020

En los primeros meses del año, diversas organizaciones mundiales han hecho recortes a la expectativa de crecimiento económico de México en 2020, y muchas esperan un crecimiento menor al 1% en el año. Además, en semanas recientes la epidemia del COVID-19 ha presentado un riesgo adicional al crecimiento económico global y de nuestro país. ¿Consideras que el gobierno tendría que tomar medidas específicas para amortiguar el impacto económico nocivo del Coronavirus sobre las cadenas productivas? ¿Cuáles medidas recomendarías y cuál sería su efecto específico?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Sí. Aplicar políticas para sustituir a China en cadenas productivas globales - Más que el gobierno, aplicando políticas, quienes deben buscar sustituir con producto mexicano al producto extranjero, en las cadenas productivas globales, son los empresarios. Puede ser una buena oportunidad.

Opinión No. El impacto económico será temporal  - La conducción macroeconómica -fiscal y monetaria- debe continuar como ha sido planeada. Sería prematuro actuar ahora con cambios en la misma.
Ahora, más que nunca, la confianza de los inversionistas en el páis es importante.

Opinión Sí. Aplicar políticas para sustituir a China en cadenas productivas globales - La estrategia tendrá que tener dos aristas, corto y largo plazo.
En el muy corto plazo, sí es importante buscar otros proveedores para minimizar el impacto sobre las cadenas de valor y las exportaciones.

En paralelo la Secretaria de Economía deberá de estar identificando proveedores potenciales nacionales, a través de un programa de desarrollo que incluya apoyo financiera y asistencia tecnológica. A través de un estudio minucioso se tendrá que identificar insumos con dos propósitos, con mayor impacto en el valor agregado y también por el grado de facilidad en el desarrollo de proveedores. Esta es una oportunidad, para empezar a desarrollar una política industrial, inteligente, bien dirigida, con el mayor impacto posible, sin paternalismos, y con objetivos claros de mediano y largo plazo. Una política consistente con objetivos transexenales. Solo así México, podrá tener mayor impacto en su modelo exportador.

Opinión Otra respuesta - Si, por lo pronto hacer uso de política monetaria, fiscal y, por supuesto, operaciones "de tierra" que implican ligística, distribución y demás para no ropmper cadenas productivas.

Opinión Otra respuesta - Desde mi punto de vista, sí debemos de aprovechar la situación en la que se encuentran las relaciones entre EUA y China. Sin embargo, la manera de aprovechar esto es con mayor productividad y competitividad como país y no con políticas restrictivas al comercio.

Opinión Sí. Aplicar políticas para sustituir a China en cadenas productivas globales - No solo es la epidemia que puede tener un choque real negativo en el corto plazo, lo cual afectará la provisión de insumos chinos en las cadenas mundiales de producción, México incluido. Además está siempre presente el conflicto sino - estadounidense en materia comercial y de propiedad intelectual.
México debería aprovechar ambos para fortalecer su provisión local de bienes intermedios aprovechando el T-MEC y la cercanía geográfica. Sin embargo se requiere que las empresas nacionales y extranjeras cuenten en primer lugar con certeza jurídica y garantía de cumplimiento de contratos; en segundo lugar el acceso garantizado a fuentes de energía tanto de electricidad como de gas; y tercero, una infraestructura de transporte (aéreo, carretero y ferroviario) eficiente.
No generar estas condiciones implicaría perder una oportunidad de inversión, de incrementar el contenido nacional en la producción y en las exportaciones y en crecimiento económico.

Opinión No. El impacto económico será temporal  - Yo creo que el gobierno debe prepararse para atender la contingencia de manera muy profesional, generar confianza de que puede mitigar los daños y que con ello el impacto será menor. Eso tranquilizará a la gente y dejará de tomar medidas extremas para protegerse de algo completamente desconocido.

Opinión No. El impacto económico será temporal  - La tasa de contagio es alta, pero la tasa de letalidad es baja. No creo que este sea un evento determinante en el largo plazo. En este año, los mercados ya están descontando el efecto negativo que la pandemia tendrá en el crecimiento global.

Opinión Otra respuesta - El gobierno debería tomar medidas generales para favorecer la inversión más que acciones específicas para sustituir a China en ciertas cadenas productivas. En particular, debe plantear una estrategia puntual de combate a la inseguridad que afecta a la actividad productiva. También debe evitar la incertidumbre política que proviene de un trato diferenciado al sector empresarial. Lo anterior permitiría que los inversionistas evalúen mejor y aprovechen las oportunidades de sustitución de actividad productiva afectada por la pandemia en otros países, en caso de que tengan cierta permanencia. Otra medida que ayudaría es la reconsideración de prioridades del gasto público, aumentando el correspondiente a salud y posponiendo o reduciendo el de infraestructura de rentabilidad cuestionable (Dos Bocas y Tren Maya).
El efecto general previsto de las medidas anteriores sería una mayor flexibilidad para reaccionar en el corto plazo y mayor estabilidad para la inversión de largo plazo.

Opinión Otra respuesta - En el corto plazo el gobierno debe de enfocar sus esfuerzos en garantizar el abasto de medicamentos, materiales de curación, equipo médico y en asegurar que exista la capacidad para realizar pruebas del COVID-19, particularmente en la etapa inicial de la epidemia. Sin esta capacidad de prueba va a ser muy difícil determinar las tasas de prevalencia e incidencia y, por tanto, cuáles son las estrategias más efectivas para contener al virus. En el mediano plazo probablemente tendrá que aumentar la contratación de personal de salud y el número de camas donde puedan atenderse a pacientes de forma aislada. Si se materializan los escenarios más adversos, el gobierno tendrá que considerar, además de reasignar recursos dentro del actual presupuesto de egresos, enviar una nueva iniciativa de gasto a la Cámara de Diputados y reconsiderar el objetivo de superávit primario. Una estrategia efectiva de salud pública es la base del resto de las políticas públicas para enfrentar a la epidemia.

Opinión Otra respuesta - El gobierno debe estar cerca de las industrias y buscar soluciones conjuntas porque cada una tendrá necesidades muy específicas.

Opinión Otra respuesta - El problema del COVID-19 llega cuando la economía de México está en una situación muy vulnerable debido a una contracción en la demanda agregada que resultó en un estancamiento del crecimiento en 2019. Esta contracción se explica, fundamentalmente, por una fuerte caída en la inversión que a su vez ocurrió por un entorno de incertidumbre en cuanto al rumbo de las políticas económicas. El gobierno debe de atacar este problema, lanzando señales de mayor certidumbre. Señales de que los contratos serán respetados y que las reglas no serán cambiadas a mitad del partido. También de que no se seguirán deteriorando las instituciones. De lo contrario podremos ver una caída en la tasa de crecimiento potencial en la economía. Reactivar la inversión es la mejor forma de hacer frente al problema del COVID-19.

Opinión Otra respuesta - El gobierno sí debe tomar medidas. Obviamente el gobierno debe tomar medidas sanitarias. Y, el gobierno debe tomar medidas que amortigüen el impacto económico.
Al 11 de marzo el gobierno había anunciado medidas relacionadas con el gasto público: 1. Compra de equipo médico básico y medicamentos; 2. Garantizar recursos para que la Secretaría de Salud atienda nuevos casos; 3. Acelerar la implementación del gasto público en inversión.
En Estados Unidos el coronavirus ha generado un choque de oferta y uno de demanda. De oferta, pues hay un gran intercambio de insumos con China, donde la actividad económica se está contrayendo fuertemente. De demanda, porque habrá menos gasto dado el cierre de universidades, cancelación de viajes, de espectáculos masivos y otras actividades similares.
Para México el coronavirus genera en parte un choque negativo de demanda. El gasto en exportaciones mexicanas por parte de EU caerá ante la desaceleración económica en aquel país. El gasto en México se reducirá a medida que la gente trate de evitar el contagio reduciendo sus viajes y participación en eventos masivos. Las industrias de turismo y transporte serán afectadas.
Las políticas monetaria y fiscal pueden hacer frente a choques de demanda. El Banco de México podría responder reduciendo la tasa de interés. Pero el Banco mismo ha dicho que tal acción tiene un efecto moderado sobre el sector real. Además el Banco estará monitoreando el traspaso del tipo de cambio hacia la inflación después de la depreciación de la semana pasada. Eso limitaría el tamaño de una reducción en la tasa.
En cuanto a política fiscal, el problema es que las finanzas públicas están en una situación difícil. El estancamiento actual reduce la recaudación. El gobierno ha prometido no modificar impuestos, ni tener un incremento en el cociente deuda pública/PIB. Por tanto es difícil que Hacienda decida incrementar el gasto para responder al coronavirus. Como mencioné arriba, Hacienda solamente ha mencionado una aceleración en la implementación del gasto. Por tanto, enfocándome en el aspecto económico, creo que el efecto positivo de las medidas anunciadas será pequeño.

Opinión Sí. Aplicar políticas para sustituir a China en cadenas productivas globales - Debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como las recientes disrupciones en las cadenas productivas globales, México tiene las condiciones macroeconómicas necesarias para convertirse en el principal país exportador a los Estados Unidos -fuerza laboral especializada, infraestructura logística, posición geográfica privilegiada, costos de envío y mano de obra competitivos. Para capitalizar la oportunidad, México debe fortalecer su estado de derecho, aumentar los niveles de seguridad en el país y tomar las medidas necesarias para generar certeza y mejorar la confianza del inversionista.

Aprovechar dicha oportunidad generaría mayor crecimiento en el mediano y largo plazo. Tomando en cuenta el crecimiento de las exportaciones de México a Estados Unidos en el último año, el impacto positivo al crecimiento económico podría ser de casi 1 pp. adicional.

Sin embargo, para combatir el efecto negativo de corto plazo derivado del COVID-19; una de las principales acciones a implementar debería incluir la liberación de recursos del presupuesto (reduciendo el objetivo de superávit primario) que contribuyan a dar liquidez a personas y empresas apoyando así la reactivación de la economía.