#PreguntaExpertos

15 de Mayo del 2020

Ante la fuerte crisis económica en México y el mundo como consecuencia del COVID-19, ¿con qué herramientas cuenta el sector privado para enfrentar las dificultades y reducir en la medida de lo posible el impacto sobre los ingresos de la población?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión d. Otra - Practicar lo que llamo "economía solidaria", que supone llegar a acuerdos con proveedores, trabajadores, clientes y acreedores (sería bueno también con el gobierno en materia de impuestos), con el objetivo inmediato de preservar los puestos de trabajo y las fuentes de ingreso, lo cual, la vista puesta en el medio plazo, le conviene a todos. La "economía solidaria" debe practicarse con la intención de lograr los mejores resultados posibles que, desafortunadamente, serán menos y menores que los deseables.

Opinión a. Endeudamiento para cubrir gastos a corto plazo - En realidad el sector privado tendrá que echar mano de varias herramientas y estrategias.
El endeudamiento es la que tiene más al alcances y quizá la más fácil de gestionar. Para que esta estrategia tiene los efectos y alcances deseados, tendrá que venir acompañada del un acuerdo con la banca comercial, la CNBV y el Banco de México, para fortalecer la intermediación bancaria, donde este último proporciona mayor liquidez a la banca como ya está sucediendo y fungiendo como prestamista de última instancia.
En el acuerdo habría que pactar tasas de interés y plazos convenientes para las familias y empresas que realmente les alivien las cargas financieras,no solo por un trimestre, sino por un año o incluso más, para permitir a las empresas y familias recuperarse con cierta tranquilidad y holgura.

También el sector privado deberá buscar acuerdos con los tres ordenes de Gobiernos para que se les apoye desde ser proveedores hasta créditos fiscales. Cómo una opción más de diversificación de apoyos.

Opinión d. Otra - Bueno pues las tres opciones no son excluyentes. Una combinación de las tres pueden en determinados casos ser útil. En adición, dependiendo los sectores, pues con innovación de canales de venta, de distribución e incluso producción cuando ello amerite. En el caso de servicios pues innovaciones en la parte de la higiene, sobre todo al regreso del confinamiento.

Opinión d. Otra - Durante el mes de abril 2020, fue el primer mes en la historia de EUA que se consumió más "super/groceries" comprado a través de plataformas electrónicas que en los supermercados. Las empresas deben migrar al uso de ventas online para enfrentar la crisis económica en México. El sector privado debe de utilizar "todas" las medidas mencionadas anteriormente (endeudamiento, nuevas tecnologías y cambios en horarios) para enfrentar las dificultades y en la medida de los posible mitigar el impacto en los ingresos de la población.

Opinión a. Endeudamiento para cubrir gastos a corto plazo - Recurrir a endeudamiento y factoraje.
Cambiar horarios, ¿como para qué? Habría que irse a un horario 9 - 5 permanente y no desperdiciar el tiempo en largas comidas y juntas inútiles.
Nuevas tecnologías son bienvenidas pero no son una herramienta de corto plazo, sino una estrategia de cambio estructural dentro de la empresa.

Opinión d. Otra - Depende mucho del sector en el que se desenvuelve la empresa, hay algunos que regresarán más fácilmente que otros. Muchos necesitarán reinventarse y utilizar nuevas herramientas o incluso repensar el negocio. No creo que la recuperación sea muy rápida porque el daño será importante y no sólo es en México sino en el mundo en general. Nuestros socios comerciales también estarán afectados y entonces habrá una reactivación lenta de la economía. Tristemente para algunas empresas su mejor decisión será no volver a abrir o al menos no en el mismo tipo de negocio en el que estaban.

Opinión d. Otra - En realidad, todas las anteriores y algunas otras. Dos medidas clave son: (i) mostrar flexibilidad y adaptarse a las nuevas circunstancias, incluyendo a través del uso de nuevas tecnologías (por ejemplo, entrega y/o cobro remoto), adopción de prácticas comerciales más flexibles (incluyendo horarios), cambios en la forma de operar, de productos, de líneas de negocio, etc.; y (ii) conservar liquidez, incluyendo a través de reducción de costos, liquidación de activos, diferimiento o renegociación de vencimiento de pasivos, etc. Dada la elevada incertidumbre acerca de la duración de las medidas de distanciamiento (así como su posible endurecimiento, en caso de que las tasas de infecciones y defunciones no disminuyan o inclusive se aceleren) y la magnitud de su impacto en la actividad económica, el endeudamiento conlleva elevados riesgos. Ello no quiere decir, sin embargo, que no deban accederse a líneas de crédito y, de ser posible ampliarse. En cambio, la recomendación es que un mayor endeudamiento debe ser la última alternativa.

Opinión a. Endeudamiento para cubrir gastos a corto plazo - Reestructuración de las lineas de gastos, tales como: Rentas, pagos comprometidos...

Opinión d. Otra - Todas las opciones propuestas deberán ser analizadas y más. Las empresas deberán de buscar financiamiento que les permita cubrir sus gastos operativos durante la pandemia. Para ello, sería adecuado que el Banco de México relajara todavía más la política monetaria y que la banca de desarrollo implemente un programa masivo de garantías. También, las empresas deberán de mejorar sus capacidades digitales para poder operar mejor en este entorno. Ello les ayudará también a aumentar la productividad una vez terminada la contingencia. Además, deberán hacer esfuerzos para reducir sus gastos lo más posible. También se deberán analizar estrategias de diversificación de productos y de mercados. Hacer el máximo esfuerzo para no reducir las plantillas y si es necesario, recortar horarios de trabajo

Opinión c. Cambios en horarios de trabajo para mantener empleados - Lamentablemente existe incertidumbre, tanto en términos de la emergencia sanitaria como de político as públicas, que no todas las empresas pueden optar por endeudarse para financiar el corto plazo.

Opinión d. Otra - En general, creo que las empresas ?no esenciales? se apoyan, en la medida de lo posible, en el home office y las telecomunicaciones.



Las grandes y medianas compañías buscan recurrir al crédito de liquidez y las pequeñas se ven más obligadas a cambiar el régimen de planta a honorarios y a despidos de sus empleados.