#PreguntaExpertos

09 de Septiembre del 2021

¿Cuáles consideras las mayores omisiones del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 (PPEF) y por qué?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Se destina solo el 4% del Gasto Programable Neto a las tareas de seguridad y justicia, que son las legítimas tareas del gobierno, a las que no puede renunciar sin dejar de serlo, y ello en una situación en la cual eso, seguridad y justicia, dejan mucho que desear, lo cual puede deberse a deshonestidad e ineficacia de las autoridades, pero también a falta de recursos.

Opinión Me parece que una omisión importante es la falta de un plan de inversión pública que en verdad contribuya al crecimiento económico. La inversión pública actual es meramente gasto y con ello no ayuda a la economía como pudiera.

Opinión El presupuesto omite los apoyos que necesitan las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas. Las que lo necesitan para reabrir. Omite también un presupuesto de salud acorde a las necesidades de un país que atraviesa una pandemia. Y, por último, omite las necesidades de guarderías y estancias infantiles que necesitan las mujeres para participar en el mercado laboral.

Opinión Las mayores omisiones del PPEF 2022 son estímulos para el crecimiento económico del país. Los aumentos más importantes en el gasto estarán destinados a proyectos estratégicos del titular del Ejecutivo que constituyen barriles sin fondo, como lo son PEMEX, la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya. Adicionalmente, se requería inversión en el sistema de salud pública en el país, pero la mayor parte del incremento en el gasto se irá a las pensiones para adultos mayores.
Es importante que el gobierno despliegue esfuerzos para proteger a los grupos en condiciones de vulnerabilidad, pero el incremento en gasto en programas sociales no llegará a quien más lo necesita como ya lo ha documentado CONEVAL, entre otras instancias.
El gasto en la educación y la ciencia es reflejo del desprecio que la administración tiene por el conocimiento. En el primer caso, por cada 100 pesos en el gasto, solo recibirá 16, mientras que en el segundo solo 1 peso.
Es natural que cada administración imprima su sello en los PPEF. No obstante, el PPEF 2022 avanza en la agenda presidencial de despilfarro en energía cara y contaminante, fortalecimiento de clientelismo y remoción de contrapesos.

Opinión El PPEF 2022 se construye a partir de dos ejes que implican una postura de riesgo relativamente elevado. Por una parte, la ILIF 2022 considera supuestos optimistas sobre las variables que resultan claves para la evolución de las finanzas públicas como el precio del petróleo, la plataforma de crudo y el crecimiento del PIB. Aunado a esto, se propone un nivel de endeudamiento neto del gobierno federal históricamente alto que implicará recurrir a mayor deuda. Dado el conjunto de riesgos asumidos por las autoridades fiscales para presentar el PPEF, resultaba deseable tomar una postura más constructiva sobre las herramientas que se utilizarán desde la política fiscal para contribuir al proceso de recuperación económica post-pandemia. Cada vez es más evidente que el crecimiento de la informalidad del mercado laboral, derivado de la propia pandemia, tendrá efectos relativamente permanentes sobre la productividad, de ahí que resulte necesaria una política de gasto más proactiva para contrarrestarlos. Pese a que existen rubros de gasto que pretenden atender algunos de estos retos, no es claro si se tendrá una estrategia transversal para respaldar el proceso de recuperación económica del país. La magnitud de los riesgos asumidos en la presentación del Paquete Económico para 2022 parecía inevitable dadas las necesidades de gasto del gobierno federal, pero la forma en que ésta está estructurado no se orienta estratégicamente en torno al proceso de recuperación, por lo que el sacrificio podría resultar doblemente temerario.

Opinión Identifico al menos dos. La primera gran omisión es pretender que las crisis derivadas de la pandemia de COVID-19 ya fueron superadas y que su efecto fue únicamente transitorio, cuando los indicadores desagregados reflejan una realidad totalmente distinta. Por otra parte, la segunda omisión es que se presuman los mayores niveles de inversión pública en años y se hable sobre la lucha latinoamericana conjunta contra la crisis climática (en el marco de la CELAC), pero que los principales proyectos de inversión de esta administración apunten en la dirección opuesta al potenciar los hidrocarburos, los viajes aéreos y los megaproyectos a costa de los recursos naturales.

Opinión Exponer con claridad el monto y el criterio de selección del padrón, si existe, de destinatarios para el apoyo dirigido al combate a la pobreza.
Justificar el Tren Maya en comparación con otras opciones para impulsar la conectividad y el desarrollo de las regiones más atrasadas del país.
Documentar el costo de oportunidad y la rentabilidad de la Refinería Dos Bocas.