#PreguntaExpertos

05 de Enero del 2022

¿Cuáles consideras los mayores retos económicos del país en 2022?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Yo veo dos muy importantes: contener la inflación e impulsar la productividad. El primero tiene que ver con choques globales por la pandemia. El segundo es el reto de siempre, una de las trabas eternas de las que sufre México que no le ha permitido crecer más rápido. Impulsar la productividad requiere una política comprensiva y una inversión a corto, mediano y largo plazo.

Opinión Impulsar el crecimiento
Controlar la inflación
Atraer inversión

Opinión Reactivar, más allá del Efecto Rebote, ¡que ya se agotó!,
i) la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía;
ii) la creación de empleos y
iii) la generación de ingresos, empleos e ingresos de los que depende el bienestar de las personas. Para ello lo ideal sería dar marcha atrás con las pésimas decisiones que se han tomado, desde la cancelación del NAICM hasta la contrarreforma eléctrica, que afectaron la confianza empresarial, de la cual dependen las inversiones directas, que producen bienes y servicios, crean empleos (para producir alguien debe trabajar), y generan ingresos (a quien trabaja se le paga), que hoy (inversiones en instalaciones, maquinaria y equipo), se encuentran a niveles del 2011. Sin embargo, queda claro que esa rectificación no se dará, por lo que, a lo más a lo que podemos aspirar, y lo que debemos exigir del gobierno de la 4T, es que, en lo que resta del sexenio, no se sigan tomando ese tipo de decisiones.

Opinión El proceso inflacionario es el reto más apremiante en el corto plazo, así como la asociada reacción que se tenga con respecto a posibles cambios en la política monetaria de Estados Unidos. El reto estructural más importante sigue siendo el relativo bajo nivel de inversión y por tanto el límite autoimpuesto a la tasa de crecimiento.

Opinión El mayor reto es la reactivación económica, la disminución de la pobreza y el mejoramiento en la distribución del ingreso. Las tres asignaturas pendientes desde hace 30 años, y este que viene no es la excepción.

Opinión Que el presidente entienda cómo funciona una economía de mercado y la importancia de que los incentivos estén alineados con el objetivo de mayor crecimiento y bienestar.

Opinión Recuperar la confianza en el futuro económico del país generando un ambiente propicio para la inversión de los nacionales y de los extranjeros, disminuyendo la salida de capitales y generando empleos y crecimiento.
Controlar la inflación para evitar los terribles daños que ocasiona.
Mantener la recaudación y optimizar el gasto de manera que no se siga incrementando la deuda.
Mantener la estabilidad financiera, cuidar las carteras de los bancos y propiciar la recuperación del crédito y con ello la inversión.
Mantener la calificación de México como destino de inversión.
Recuperar la senda del crecimiento que alimente expectativas de un mejor futuro.

Opinión Existen varios elementos de riesgo para la economía mexicana en 2022. Sin embargo, destaca el control de la inflación y la política monetaria que seguirá el Banco de México, así como la lucha por el dominio del sector energético nacional. Sabemos con certeza que el proceso inflacionario seguirá presente, cuando menos, hasta la mitad de este 2022. Esto sin considerar que nuevas variantes del COVID-19 impongan mayor presión en la disrupción de cadenas productivas y de suministro a nivel global que exacerben la escasez y el incremento de precio de insumos primarios. Si la Junta de Gobierno de Banxico preserva su independencia y actúa en consecuencia, deberíamos esperar una política monetaria que contenga la inflación. No obstante, mayores tasas de interés no son nunca parte de un escenario favorable para la inversión. Menos aún si de forma interna se esgrimen afrontas en sectores clave para la economía mexicana. Uno de ellos, el sector energético, seguirá -en el mejor de los casos- en un impasse que no será favorable para los consumidores de energéticos en México. Esto derivará en un proyecto del PEF 2023 que nuevamente desvíe recursos de inversión en salud, educación y ciencia, hacia barriles sin fondo: PEMEX y el subsidio a tarifas eléctricas.

Opinión La economía mexicana enfrenta tres grandes retos de cara al inicio de 2022. El primero es revertir la caída de la inversión fija, tanto pública como privada. Sin este componente resulta difícil que la economía crezca en el mediano plazo. Un segundo reto, de corte más inmediato, es el efecto que las presiones inflacionarias globales pueden tener sobre la dinámica inflacionaria del país. Si bien es posible que las presiones inflacionarias del exterior, provenientes cuellos de botella y sus efectos a lo largo de la cadena productiva comiencen a disiparse a mediados de año, el reto es que esos elementos no contaminen el proceso inflacionario subyacente. En ese sentido, la respuesta de la autoridad monetaria resultará fundamental. Por último, un reto con implicaciones de largo plazo es el atenuar los efectos que la pandemia ha tenido sobre los procesos de aprendizaje en los niños mexicanos. Esos efectos son consecuencia directa de la incidencia de la pandemia, así como de las medidas de atenuación. Resulta imprescindible el diseño e implementación de una política nacional de aprendizajes remediales con el fin de atenuar el costo de esos aprendizajes no realizados durante los años pandémicos en el largo plazo.

Opinión Primero, consolidar la recuperación económica sostenida y generalizada en todo México con las amenazas de la variante omicrón, la inflación que comienza a ceder y la erosión en los ingresos de los hogares mexicanos tras las crisis derivadas de la pandemia de COVID-19.

Segundo, consolidar mecanismos para el combate de las desigualdades socioeconómicas tras los retrocesos en los últimos dos años.

Tercero, el impulso y la consolidación de un sistema público nacional de cuidados desde la corresponsabilidad familia-gobierno-empresas, bien financiado y accesible para todos los hogares.

Opinión México ha exhibido una tendencia de declive en la producción desde mediados de 2018, que contrasta con la recuperación vigorosa de la economía de EE.UU. Esto ha derrumbado el ingreso por habitante y agravado los índices de pobreza. Así, el principal reto económico del país consiste en corregir el rumbo de la política gubernamental mediante la construcción de un marco de certidumbre y apertura que sea favorable a la inversión y la actividad económica.

Un segundo gran reto económico es controlar la inflación, cuyas elevadas tasas no se habían visto en más de dos décadas y afectan desproporcionadamente más a la gente más pobre.

Saludos.

Opinión Son muchos. La economía está todavía un 3% por debajo de su nivel pre pandemia. La recuperación ha sido lenta e incompleta. El mercado laboral todavía está lejos de recuperarse. Los niveles de pobreza han aumentado.

Me parece que, si no logra revertirse el clima de incertidumbre, la inversión seguirá débil y no se recuperarán las tasas de crecimiento que se tenían antes de 2019, que ya eran mediocres. En este sentido, creo que el principal reto del año consistirá en que no se apruebe la propuesta de reforma al sector eléctrico en los términos en que se presentó. De lo contrario, estaríamos ante un muy grave retroceso.

Opinión 1) Crecimiento/ Inversión /Confianza
2) Inflación
3) Seguridad en el más amplio sentido

Opinión Sin duda una política económica que contribuya a reactivar el crecimiento económico, sin inflación. Para ello se requiere generar condiciones para la inversión productiva, otro gran reto. En el frente de la preservación del poder adquisitivo, se verá si la desconocida - nueva titular del Banco de México - está a la altura de las circunstancias.