#PreguntaExpertos

04 de Mayo del 2015

¿Es posible hacer un presupuesto base cero? De ser así ¿qué debe recortarse?

Esta semana nos ayudan a entender:

Opinión Posible - Es posible hacer un presupuesto base cero, pero desde luego no para este año y probablemente tampoco para el siguiente. Si bien, aproximadamente el 80-85% de los recursos están ya comprometidos, hay mucho gasto duplicado, ineficiente y superfluo que sería indispensable evaluar. De hecho, es increíble que no se haya hecho ya.

Opinión Posible - Debe hacerse una revision del costo del poder legislativo, por ejemplo. Es desproporcionado. Asimismo, debe recortarse el gasto en comunicacion social del goberno federal. Deben revisarse cuidadosamente los programas sociales cuyas evaluaciones muestran pocos resultados y consolidar la politica social en torno a una base coherente de proteccion social.

Opinión Incierto - 1. Justificar cada elemento de gasto es burocráticamente costoso aunque probablemente dificulte actos de corrupción... Es complicado hacer análisis de coste-beneficio sin tener alguna experiencia previa en esta clase de presupuesto. NINGÚN país ha conseguido implementarlo

2. No se si sea conveniente, ya que en un contexto con incertidumbre esta forma de presupuesto parece menos flexible

Opinión Imposible - Depende de a qué se llame presupuesto base cero. Como se sabe, el gasto público en cualquier país, no solo en México, obedece a ciertos compromisos y/o inercias. Algunas de los compromisos son legales, mientras que otros son simplemente inercias. Aún así hay inercias que son costosas romper desde el punto de vista politico. En otros escritos he calculado ambos. Desde mi punto de vista, el presupuesto de base cero en su sentido estricto, es imposible

Opinión Imposible - Lo que hay que hacer es recortar todos los subsidios que terminan siendo regresivos, programas sin beneficio social, evidentes duplicaciones y por supuesto corrupción y dispendio.

Opinión Imposible - Es muy difícil realizar un presupuesto cero de fondo, ya que más del 70 por ciento de los gastos programables están comprometidos y no sujeto a negociación. Para realmente hacer un presupuesto base cero, habrá que modificar muchas provisiones de ley y hasta reformar parte de la Constitución. Un ejercicio de este tipo necesitaría años de estudio, negociación e implementación, por lo que se antoja prácticamente imposible realizarlo a tiempo para el PEF de 2016.

Opinión Incierto - El tiempo es corto y la tarea gigantesca. Sin embargo, existen análisis que apuntan a gastos que pueden mejorarse y en consecuencia alcanzar ahorros. Por ejemplo, el Informe sobre Desarrollo Humano México 2011 del PNUD muestra que, desde el punto de vista distributivo, los gastos con más fallas en su asignación corresponden a los apoyos dirigidos al ingreso, particularmente los subsidios a la energía. Este es un caso para considerar el recorte de gasto.

Opinión Posible - Posible, si. ¿Probable para el caso de México? No, en un tiempo razonable que se aplique en su ejercicio presupuestal de los 3 años que le quedan al presente sexenio. Así lo más factible es que, en los hechos, este discurso sirva para pseudo justificar la aplicación de recortes que seguramente ya fueron decididos por la lógica política y no la económica.. Tómese como ejemplo los recortes ya anunciados al CONACYT.

Opinión Incierto

Opinión Imposible - Estrictamente hablando, base cero, no es posible: en materia presupuestaria hay obligaciones legales, conveniencias políticas e intereses personales que hacen imposible (e indeseable para los interesados) partir de cero.

Opinión Posible - Una gran parte de los gastos de cualquier gobierno son compromisos que no se pueden alterar. Sin embargo, el presupuesto base cero sirve para enfocar la atencion en la calidad del gasto, un ejercicio que es siempre util.

Opinión Imposible - No en el corto plazo. Los legisladores han tenido el tino de legislar leyes que generan obligaciones presupuestales. Pensiones publicas son intocables. 80% del presupuesto está amarrado. Se tiene que evaluar duplicidades, subsidios regresivos, exceso de personal, exceso de trámites federales.
Y, ¿cuanto del gasto en inversión y compras no está inflado por corrupción. Eso no se atiende.
Seguiremos observando un enorme desperdicio de recursos públicos a costa del bienestar

Opinión Posible - Es posible, aunque ya esta comprometido buena parte del gasto, sin embargo donde se debería de recortarse de manera de manera muy importante es en gastos no necesarios, como arrendamiento/ compra de coches oficiales, celulares, gastos de representación, viajes. Y en alta burocracia, revisar las DGA en especial.

Opinión Incierto - Realizar un presupuesto base cero es complicado. Para tener éxito en su realización se requiere un método robusto para la toma de decisiones y la priorización de proyectos de inversión. Sería interesante conocer el método de cómo la SHCP está priorizando los proyectos y cómo el resultado de esto se correlaciona con el presupuesto anterior.

Opinión Incierto - Habría que hacer ajustes en duplicidad, ineficiencia en el gasto así como partidas ya asignadas, lo cual creo es muy difícil en estos momentos.

Opinión Posible - Claro que si se puede. Pero si el proceso es honesto, ex ante todo está en juego y para ser fondeado debe pasar una prueba rigorosa de beneficio-costo. Las áreas más susceptibles de ser recortadas son aquellas que donde el gasto está duplicado y otras donde hay redundancias de gasto por cambios tecnológicos.

Opinión Incierto - Si es posible, ¿por qué no se hizo en los presupuestos previos?

Opinión Posible - Si el presupuesto es base cero, tenemos que pensar en qué vamos a gastar desde cero, no en donde vamos a hacer recortes.

En general hay compromisos de gasto ineludibles:
- Pago deuda
- Pensiones
- Servicios públicos (salud, educación)
Ese gasto debe optimizarse. Ahí tendríamos que recortar la parte que no agrega valor.

Inversiones que no tengan rentabilidad privada, social y gubernamental no deben hacerse.

Programas de gasto mal/no evaluados deberían suspenderse.

Opinión Posible - Posible si. Que se vaya a hacer, difícilmente. Demasiados intereses para que no se modifique. Tendría que haber una crisis más profunda.