📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 17 de junio: 🌏 Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía    |    Martes 18 de junio: 🚦Oferta y demanda global de bienes y servicios, 1T2024    |    Miércoles 19 de junio: Programa de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX), abril 2024 / 🇺🇸 Día de la liberación, Juneteenth    |    Jueves 20 de junio: Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), mayo 2024 / Encuesta Citibanamex    |    Viernes 21 de junio: Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), abril 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#SemáforoAnimalPolítico

#SemáforoEconómico: Hay 4.3 millones de mexicanos más en pobreza laboral que antes de la pandemia

  • A nivel nacional, por cada 100 hombres en pobreza laboral, hay 111 mujeres en esta situación, lo cual muestra una modesta disminución relativa de la brecha por sexo.
image
FOTO: MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

En el segundo trimestre de 2021 el porcentaje de la población mexicana en situación de pobreza laboral disminuyó respecto al trimestre anterior, al pasar de 39.4% a 38.5%. Si bien se observa una tendencia decreciente en el porcentaje de la población en esta situación desde el máximo histórico de 44.3% en el tercer trimestre de 2020, el porcentaje de población en pobreza laboral sigue siendo mayor al observado previo a la pandemia de Covid-19 (35.6% de mexicanos se encontraba en situación de pobreza laboral en el 1T2020).

Todavía hay 49.1 millones de mexicanas y mexicanos que viven en una situación en la que los ingresos laborales de su hogar no son suficientes para adquirir la canasta alimentaria básica para todos sus integrantes. Comparado con el periodo previo a la pandemia, la pobreza laboral sigue por encima del nivel del 1T2020 en 4.3 millones de personas.

A partir del primer trimestre de 2021, además del seguimiento a las cifras trimestrales que hablan de los segmentos más vulnerables de la población, ya sea por tener ingresos laborales insuficientes o por trabajar en un empleo sin vínculo reconocido y sin prestaciones, los #SemáforosEconómicos de México, ¿cómo vamos? evalúan el desempeño por sexo e identifican las brechas que aún persisten en los indicadores económicos.

Este enfoque cobra relevancia en el contexto de la crisis sanitaria y económica ocasionada por la pandemia de COVID-19, la cual profundizó desigualdades ya existentes en México y afectó de manera desproporcionada a las mujeres del país.

Esto se debió, al menos en parte, a los roles sociales y familiares que asignan la carga del trabajo del hogar y de cuidados no remunerado a las mujeres en el hogar. Lo anterior, sumado a una menor presencia de las mujeres en empleos formales y a menores ingresos como parte del mismo problema, hizo más factible que fueran las mujeres quienes disminuyeran o abandonaran el trabajo de mercado.

La tasa de pobreza laboral para las mujeres es consistentemente más alta para ellas que para los hombres.

Además de que el porcentaje de mujeres en situación de pobreza laboral es 3.9 puntos porcentuales mayor que el de los hombres a nivel nacional, en todas las entidades federativas del país, hay más mujeres que hombres en situación de pobreza laboral.

A nivel nacional, por cada 100 hombres en pobreza laboral, hay 111 mujeres en esta situación, lo cual muestra una modesta disminución relativa de la brecha por sexo, ya que en el 1T2021 la relación era de casi 120 mujeres por cada 100 hombres.

Es importante destacar que de los cinco estados que presentan un menor porcentaje de personas en situación de pobreza laboral, cuatro de ellos (Jalisco, Colima, Nuevo León y Baja California) presentan también las mayores brechas entre hombre y mujeres; destaca Nuevo León, estado en el que por cada 100 hombres en pobreza laboral hay 124 mujeres.

Por otro lado, de los cinco estados que presentan un mayor porcentaje de personas en situación de pobreza laboral (Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Tlaxcala), la brecha es menor a la brecha nacional.

La presencia de mayores brechas en estados de mayor ingreso por habitante denota mayor desigualdad en estos estados, y menor en los estados de menor ingreso. Esto muestra que en México el crecimiento en la mayoría de los estados está dejando atrás a las mujeres.

En el proceso de recuperación económica tras la crisis ocasionada por Covid-19 deben tomarse estas desigualdades en cuenta para acotar las brechas y lograr un crecimiento inclusivo.

Es crucial implementar programas sociales enfocados en dar apoyo a las poblaciones más vulnerables, garantizando el acceso a servicios educativos y de salud.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo