#BlogAnimalPolítico

Sin apoyo a empresas, los trabajadores pierden

  • Durante la pandemia, el gobierno mexicano negó ayuda a miles de pequeñas empresas como fondas, tlapalerías, salones de belleza y muchos más negocios familiares que no lograron sobrevivir la crisis. Otras empresas sobreviven, pero han reducido sus horarios de servicio y, en la mayoría de los casos, se vieron obligadas a reducir el número de trabajadores. Como consecuencia, millones de mexicanas y mexicanos perdieron su empleo.
image
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

En mayor parte del 2020, el presidente López Obrador respondió ante el cuestionamiento de por qué su gobierno no apoyaría a las empresas con la frase “si una empresa quiebra, los empresarios y socios tendrán que asumir la responsabilidad porque el Estado no rescatará a los “potentados””. 

México se distingue por ser uno de los países que menos apoyo otorgó a trabajadores y empresas durante la pandemia. En la siguiente gráfica, publicada por el Fondo Monetario Internacional en Fiscal Monitor: Policies for the Recovery. October 2020, puede observarse a México como uno de los países con menor respuesta fiscal durante 2020.

Los apoyos a empresas varían a lo largo del mundo. China abrió líneas de crédito para pequeños productores, dando especial ayuda a productores de cubrebocas y artículos sanitarios. Corea del Sur otorgó durante meses subsidios al sector turístico por ser de gran importancia para su economía. Estados Unidos implementó la estrategia fiscal de recuperación más grande de su historia. Alemania dio apoyo “ilimitado” a las empresas.

En algunos países, los apoyos fueron enfocados a empresas pequeñas. En Corea del Sur se redujeron impuestos a empresas con facturación pequeña y se dieron créditos especiales a pequeños comerciantes y a PYMES.  En varios países del mundo, se otorgaron beneficios fiscales a PYMES para evitar que despidieran trabajadores.

En abril 2020, México ¿cómo vamos? realizó una investigación con datos de la OCDE y del FMI para 193 países. Un resultado importante, que no requiere de mayor explicación, se puede apreciar en la siguiente tabla:

El presidente López Obrador se equivoca al considerar que los empresarios mexicanos son “potentados”.  De acuerdo con datos del INEGI, “de los 4.9 millones de establecimientos del sector privado y paraestatal registrados en los Censos Económicos 2019, 99.8 % pertenecen al conjunto de establecimientos micro, pequeños y medianos”.  ¡99.8 por ciento!  El gobierno mexicano negó ayuda a miles de pequeñas empresas como fondas, tlapalerías, salones de belleza y muchos más negocios familiares que no lograron sobrevivir la crisis. Otras empresas sobreviven, pero han reducido sus horarios de servicio y, en la mayoría de los casos, se vieron obligadas a reducir el número de trabajadores. Como consecuencia, millones de mexicanas y mexicanos perdieron su empleo.

El presidente López Obrador se muestra optimista en sus mañaneras afirmando que el empleo prácticamente se ha recuperado.  De acuerdo con cifras del INEGI, en México se han recuperado 12.37 millones de empleos, pero es de suma importancia resaltar que dos terceras partes de esos empleos recuperados son informales.

Si se distingue por género, se observa que para las mujeres la recuperación de empleos se ha dado en su mayoría en el sector informal.

Además, es de suma importancia analizar la TASA DE SUBOCUPACIÓN. Este indicador proporcionado por el INEGI nos indica qué porcentaje de la población que SÍ tiene empleo, quiere y puede trabajar más horas porque lo necesita. Estamos hablando de estilistas, meseros, vendedoras, manicuristas, que en su trabajo solo les permiten laborar algunos días o algunas horas. Tienen empleo, sí, pero sus ingresos no son suficientes.  La Tasa de Subocupación ha bajado conforme se ha permitido que los establecimientos abran y amplíen el aforo permitido, sin embargo, está muy lejos de recuperarse. Los datos de agosto muestran que, lamentablemente, en los últimos dos meses la tasa de subocupación ha aumentado.

Definitivamente, no podemos hablar de recuperación de empleo cuando se ha dado en el sector informal y cuando millones de personas necesitan trabajar más horas. Recordemos que de acuerdo con el CONEVAL, millones de personas han caído en situación de pobreza laboral porque su trabajo no les alcanza para satisfacer necesidades básicas.

El gobierno no quiso apoyar a las empresas; esa falta de apoyo terminó por perjudicar a las trabajadoras y a los trabajadores. Se puede recapacitar.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

Bárbara Carrillo Flores (@BarbCarrillo27) profesora de Economía en el ITAM y experta México, ¿cómo vamos?

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo