#BlogAnimalPolítico

Escasez, precios relativos y Panini

  • El álbum Panini es una extraordinaria oportunidad para enseñar a los hijos virtudes como el ahorro, la paciencia y el orden. Esta ocasión tiene un aspecto especial porque puede contribuir a que niñas, niños y jóvenes adquieran o recuperen habilidades de aprendizaje y de socialización perdidas por el encierro durante la pandemia.
image
Fuente: Canva

Falta muy poco. El 7 de septiembre sale a la venta el álbum Panini y las estampas para el Mundial Qatar 2022. Somos muchísimas personas que esperamos ese momento desde hace 4 años. Incluso, algunos desesperados ya pueden empezar a disfrutar ya que Panini anunció en su página la preventa del 1 al 14 de agosto.

Como cada cuatro años, el álbum Panini traerá diversión a miles de niñas, niños, jóvenes y personas no tan jóvenes (como es mi caso) durante semanas. En lo personal, creo es una extraordinaria oportunidad para enseñar a los hijos virtudes como el ahorro, la paciencia y el orden.  Esta ocasión tiene un aspecto especial porque puede contribuir a que niñas, niños y jóvenes adquieran o recuperen habilidades de aprendizaje y de socialización perdidas por el encierro durante la pandemia.

Pero ojo, la diversión y el aprendizaje no solo dependerá de las familias o de los consumidores, hay una parte muy importante que está en manos de Panini, específicamente, en su decisión de qué tantas estampas de cada jugador se imprimen o en qué momento salen a mercado ciertas estampas.  A diferencia de la última edición (Mundial Rusia 2018), en mundiales pasados Panini hacía que las estampas de ciertos jugadores, tal vez los más famosos, fueran relativamente escasas (al menos durante varias semanas) sacando al mercado una cantidad significativamente menor al resto de los jugadores. En pocas semanas, los consumidores sabíamos qué jugadores, hologramas, estadios o estampas especiales eran “difíciles de conseguir” y aprendíamos que el intercambio no necesariamente tenía que ser uno a uno.  Es ahí cuando se puede aprender uno de los conceptos más útiles en economía: los precios relativos.

Si en una comunidad (un colegio o una colonia) se sabe que un jugador es difícil de conseguir, los términos de intercambio empezarán a cambiar.  Si escuchamos “te cambio 5 jugadores por Valverde”, sabremos que el precio de la estampa de Valverde es 5 veces el precio de los otros jugadores, o bien, que la estampa de cada uno de esos jugadores vale la quinta parte que la estampa de Valverde.  En ocasiones, una estampa muy cotizada puede llegar a intercambiarse por 10 o 20 jugadores, incluso más; en otras palabras, el precio relativo de una estampa aumenta conforme se intercambia por más estampas de otros jugadores.  La búsqueda por completar el álbum y la impaciencia de algunos consumidores pueden llevar a que algunas estampas muy cotizadas se vendan por cantidades altas de dinero, por ejemplo, durante el Mundial Brasil 2014, una estampa de Cristiano Ronaldo llegó a venderse hasta por 20 dólares.

Poco antes del Mundial Rusia 2018, Panini fue acusado de imprimir un menor número de ciertas estampas (Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, estampa Panini 00, entre otras) con el fin de obtener mayores ingresos. Panini respondió de manera tajante que eso era un mito; aseguró que se imprimía igual número de estampas de todos los jugadores y se distribuían de manera aleatoria en los sobres, pero que tal vez sí podía llegar a presentarse cierta escasez en algunas localidades. Es posible que, ante dichas acusaciones, Panini haya tomado la decisión de imprimir la misma cantidad de estampas de cada jugador, o bien, de sacar al mercado la misma cantidad de estampas por jugador.  Lo cierto es que la fiebre de las estampas durante el Mundial 2018 duró pocas semanas en comparación a ediciones anteriores.

Hace unos días Panini publicó sus precios para el álbum del Mundial Qatar 2022.  En México:

  • Álbum + 2 estampas: $59.00
  • Álbum + 4 estampas: $89.00
  • Sobre con 5 estampas: $18.00
  • Caja con 104 sobres: $1872.00
  • Ecoblister con 10 sobres: $179.00 (es decir, un incipiente ahorro del 0.55% en cada estampa)

El álbum consta de 670 estampas por lo que el costo mínimo para completar el álbum -en el prácticamente imposible escenario de lograrlo sin que salga una sola estampa repetida- es de $2412.00.  A eso hay que sumar el costo del álbum que es $17.00 o $23.00 dependiendo del “paquete” en el que se compre.  Intentar completar el álbum sin intercambiar estampas sería extremadamente caro y resultaría en cajas y cajas de estampas repetidas. Otro gran aprendizaje que brinda Panini: buscar la autosuficiencia puede resultar ineficiente y extremadamente costoso ya que se puede alcanzar el mismo objetivo a un costo varias veces menor si se aprovechan las grandes ventajas que trae consigo el intercambio y el comercio.

Como profesora de microeconomía disfruto muchísimo los años mundialistas porque me permiten explicar conceptos como precio relativotasa de sustitución y costo de oportunidad utilizando como ejemplo las estampas Panini. Espero de corazón que este año sí se retengan, al menos durante unas semanas, algunas estampas especiales para que se genere escasez relativa.  Si es así, se fomentará el intercambio, y muchos alumnos podrán entender importantes conceptos económicos de manera natural y divertida.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

Bárbara Carrillo Flores (@BarbCarrillo27) profesora de Economía en el ITAM y experta México, ¿cómo vamos?

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo