📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 15 de abril: Estadísticas de transporte urbano de pasajeros (ETUP), febrero 2024    |    Martes 16 de abril: 🌏 Perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (WEO)    |    Miércoles 17 de abril: Foro Immigration on the road: Movilidad laboral en Norteamérica    |    Jueves 18 de abril: 🚦 Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), 1T2024 / Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), marzo 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#BlogAnimalPolítico

Precios de garantía: las buenas intenciones no bastan

  • La creación de Segalmex y los precios de garantía son la prueba de cómo un programa que inicia con la buena intención de ayudar a los pequeños productores sin afectar a consumidores termina fracasando y, además, perjudicando a quien se buscaba proteger.
image
FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Frecuentemente digo a mis estudiantes que es de suma importancia estudiar a fondo los problemas económicos porque, cuando se implementan medidas sin tener los conocimientos, se puede perjudicar a quien en un principio se buscaba ayudar.  Tal es el caso de los precios de garantía.

Si bien el problema de Segalmex es mucho más complejo, en este artículo trataré de dar una explicación simple, utilizando conceptos de teoría económica básica para ilustrar cómo un programa que inicia con la buena intención de ayudar a los pequeños productores sin afectar a consumidores termina fracasando y, además, perjudicando a quien se buscaba proteger.

La siguiente gráfica muestra la curva de demanda (D) y la curva de oferta (O) de un bien, por ejemplo, el maíz.  La curva de demanda muestra el máximo precio que los consumidores están dispuestos a pagar por distintas cantidades del producto.  La pendiente negativa nos indica que, si sube el precio de un producto los consumidores vamos a querer comprar una menor cantidad.

Para entender la pendiente positiva de la curva de oferta, imaginemos que nosotros somos el productor: si el precio que recibimos por cada unidad que vendemos es bajo, tendríamos pocos incentivos a producir ese bien, la cantidad que ofreceríamos sería pequeña.  Ahora imaginemos que podemos recibir un precio alto por ese mismo bien, vamos a querer producir una cantidad grande.

El punto donde se cruzan la curva de demanda y la curva de oferta nos muestra ese precio que hace que la cantidad que los consumidores quieren comprar sea igual a la cantidad que los productores quieren ofrecer.  Ese es el precio de equilibrio.


El precio de algunos bienes como el maíz, depende del mercado mundial, a esos bienes se les llama commodities.  En ocasiones, el precio internacional puede bajar tanto que no cubre los costos de los productores nacionales.  El programa de agricultura por contrato servía para proteger a los agricultores en estos casos, pero fue eliminado por la actual administración.  Al mismo tiempo, se dejaron de comprar coberturas, que sirven como un “seguro” ante fluctuaciones indeseadas en los precios. En su lugar, el actual gobierno anunció el 18 de enero de 2019:

Nace Seguridad Alimentaria Mexicana, Segalmex

El decreto, firmado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, establece que el organismo descentralizado, sectorizado en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), debe coordinar la adquisición de productos agroalimentarios a precios de garantía en favor de los productores y regiones nacionales.

Para explicar los buenos propósitos de los precios de garantía y con el fin de simplificar el análisis, utilizaré números sencillos.  Supongamos que el precio internacional de la tonelada de maíz es bajo, por ejemplo $4,000 por tonelada de maíz, con lo que los pequeños agricultores tendrían pocos incentivos a producir, e incluso podrían enfrentar pérdidas. El gobierno les promete comprar toda su producción a un precio de garantía, digamos de $6,000 por tonelada. Al saber que se tiene garantizada la venta de todo lo que se logre producir a un precio alto, es lógico que se busque producir una mayor cantidad de la que se produciría a un precio bajo, como se muestra en el punto rojo de la Gráfica 2.

La buena intención es que los agricultores vendan toda su producción al gobierno a un precio de garantía de $6,000 por tonelada mientras que los consumidores no se vean afectados ya que el gobierno les vende a precio de mercado, es decir a $4,000 por tonelada.  Un primer problema surge ya que el gobierno se comprometió a comprar la cantidad producida QG pero los consumidores únicamente quieren adquirir la cantidad Q*.
En el artículo Agricultores causan desabasto de gasolina en Sinaloa por protesta en Pemex publicado por El Sol de Sinaloa el 12 de mayo de 2023 se lee: La protesta de los agricultores comenzó con el anuncio del Gobierno federal de que solamente se comprarían 1.8 millones de toneladas de grano de maíz y trigo durante esta temporada a precio de garantía, sin embargo, la producción total estimada de Sinaloa será de entre cinco y seis millones de toneladas.  Tal cual se muestra la Gráfica 2.

¿Qué pueden hacer los agricultores con su excedente?  Por un lado enfrentarían pérdidas muy grandes si lo venden en el mercado ya que el precio internacional del maíz actualmente es muy bajo. Por otro lado, no tienen dónde almacenar su producción. Ante la falta de respuesta por parte del gobierno, los agricultores decidieron tomar el aeropuerto de Culiacán, afectando a miles de personas.

Tristemente, los problemas no se limitan a excesos de producción y falta de almacenamiento. Les recomiendo escuchar este magnífico episodio de Peras y Manzanas que fue grabado en 2019, una semana después de la creación de Segalmex, y que predijo varios de los problemas que estamos viviendo hoy en día.

Además, varios medios (aquíaquí y aquí) han informado de otros graves problemas que trajo consigo la creación de Segalmex: incompetencia, desvíos de recursos y corrupción.  Los casos de corrupción abarcan mercados diversos, desde productos agrícolas, carne y hasta pilas.

Si bien podemos decir con ironía “no podía saberse”, es momento de levantar la voz. Es momento de exigir que se termine con la incompetencia, el abusoy la corrupción de Segalmex y de tantos programas que se promueven haciendo énfasis en sus buenas intenciones, pero que su ineficacia y la corrupción con la que se manejan afecta a millones los mexicanos.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

Bárbara Carrillo Flores (@BarbCarrillo27) profesora de Economía en el ITAM y experta México, ¿cómo vamos?

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo