#ComunicadoMCV

#ComunicadoMCV: Índice de Progreso Social 2015-2020, cifras revisadas por entidad federativa

  • Por tercer año consecutivo, México, ¿cómo vamos? presenta el Índice de Progreso Social, en el cual se revisa el avance en el bienestar de las personas en las 32 entidades federativas. En esta ocasión, los resultados no muestran una fotografía del año sino una película del retroceso del progreso social en el país, comparando no sólo el progreso entre estados sino también dentro de la propia entidad federativa a lo largo del tiempo.
image

Visita el sitio oficial del Índice de Progreso Social 2015-2020

  • El índice de Progreso Social México 2015-2020 denota el impacto de la pandemia por Covid-19 en el desarrollo, puesto que por cada punto porcentual en el exceso de mortalidad reportado por el INEGI, el IPS retrocede en 4 puntos.
  • Es decir, la pérdida de vidas humanas representa una pérdida más que proporcional en el bienestar de las familias, dado que quienes murieron fueron mayoritariamente hombres en edades productivas y, por tanto, jefes de familia.
  • Además, la pandemia dejó un saldo de 21 entidades con peores niveles de progreso social que el año previo. En 2020, el puntaje promedio en México fue de 63.2 puntos sobre 100 posibles, lo que significó un retroceso de 0.2 puntos en comparación con 2019.
  • El retroceso del progreso social es consistente con la contracción del tamaño de la economía mexicana en 2020 tras los confinamientos por la pandemia de (-)8.5% en el año y, dado que en el tercer trimestre de 2021 el PIB nacional es del tamaño del que teníamos en 2016, es muy probable que en las cifras que se presenten el próximo año, encontremos un tercer año consecutivo de retroceso en el progreso social de las personas.

  • La pandemia, además, no afectó en de la misma forma las economías locales. Entidades como la Ciudad de México y el Estado de México, con centros urbanos de alta densidad poblacional tuvieron mayores afectaciones, sobre todo cuando gran parte de su actividad económica dependía de los servicios, que eran intensivos en contacto entre personas.
  • Otras tres entidades que, al igual que la CDMX y el Edomex, estuvieron entre las más afectadas por la pandemia en términos del retroceso en el progreso social de su población fueron Oaxaca, San Luís Potosí y Zacatecas, con pérdidas cercanas o superiores a dos puntos de los 100 posibles. Destaca, sin embargo, la pérdida de 3.18 puntos de la Ciudad de México por encima de todas las pérdidas de bienestar de la gente, según el IPS.

  • Una de las lecciones más importantes del IPS 2015-2020 es que las cosas no mejoran para quienes nacen y viven en las entidades más rezagadas, que son también las entidades que menores niveles de producción tienen (medido en PIB per cápita) y que mayores índices de pobreza presentan. Las cinco entidades con peores puntajes en el IPS 2020, y por lo tanto ocupan los últimos lugares en el progreso social, son Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Chiapas y Guerrero; estas tres últimas han sido además las que peores niveles de bienestar tienen desde que se tiene registro.
  • Del otro lado del espectro, destaca que las cinco entidades con mejor desempeño se mantuvieron con altos puntajes desde que se tiene registro, y que son también entidades con altos niveles de ingreso, de producción y con dinámicas propias de crecimiento. Estas cinco entidades son Nuevo León, Querétaro, Aguascalientes, Ciudad de México y Yucatán; incluso contemplando las grandes pérdidas de bienestar de la Ciudad de México tras la pandemia. Es decir, nacer en una entidad federativa determinada, dependiendo de las condiciones de vida de ésta, puede determinar en gran medida el progreso social de una persona; lo cual está además altamente correlacionado con la movilidad social que en el país es sorprendemente baja en términos generales.

Los componentes del IPS 2015-2020 presentan comportamientos distintos en el tiempo

En el componente de Necesidades Humanas Básicas no se observan grandes cambios a lo largo de la serie hasta 2019-2020. En los años de los que se tiene registro, la puntuación promedio oscila entre 70.9 y 69.5 puntos sobre 100. Sin embargo, a nivel estatal, en 26 entidades cayó su puntuación entre 2019 y 2020; sólo Colima, Durango, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro y Veracruz incrementaron su puntuación en esta dimensión. En contraste, Guerrero ocupa el último lugar de las 32 entidades desde 2015.

De forma similar a lo observado en la dimensión de Necesidades Humanas Básicas, en Fundamentos del Bienestar se observa un comportamiento muy estable tanto a nivel nacional como subnacional hasta 2019. En 2020 se observa una caída generalizada, puesto que en 30 entidades su puntuación cayó; sólo Baja California Sur y Querétaro incrementaron su calificación, y las entidades más afectadas fueron Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tlaxcala y Ciudad de México.Finalmente, en la dimensión de Oportunidades se registró la peor puntuación promedio pero también es la única de las tres dimensiones que presenta una tendencia a la alza, incluso en 2020. En la primera y segunda posición se encuentran consistentemente la CDMX y Nuevo León; la CDMX está muy por encima del promedio nacional al registrar un puntaje de 75.6 en comparación del 59.3 nacional, y la entidad que más se le acerca es Nuevo León, con 68.4 puntos sobre 100. Las tres entidades con peor desempeño en este componente son Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Puedes descargar a esta publicación en PDF aquí.

Contáctanos María Giner de los Ríos,  [email protected] , 55 4503 4073. 

[email protected] , 55 7590 1756.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo