La elección en Durango y la reconfiguración partidista 

  • Enclavado en el norte del país, Durango se aproxima a una elección en la que la alianza “Va por Durango”, integrada por el bloque del PRI, PAN y PRD, buscará cerrarle el paso a Morena en sus aspiraciones de lograr la gubernatura del estado el próximo 5 de junio. Las encuestas recientes sugieren un resultado cerrado.
image
Ilustración: Víctor Solís | Cortesía de Nexos

Enclavado en el norte del país, el estado de Durango se aproxima a vivir una elección en la que el reto de la alianza “Va por Durango”, integrada por el bloque del PRI, PAN y PRD, es obtener resultados favorables el 5 de junio, a fin de cerrarle el paso a Morena en sus aspiraciones de lograr la gubernatura de Durango. 

Los duranguenses además elegirán a presidentes municipales, síndicos y regidores en 39 municipios de la entidad, ya que el calendario electoral marca para este año 2022 la renovación de la gubernatura y alcaldías, derivado de que los diputados locales van alineados a la elección federal realizada el año pasado. 

Las encuestas recientes sugieren un resultado cerrado: algunas dan una ventaja al candidato Esteban Villegas Villarreal, de la alianza PAN, PRI y PRD; mientras que otras a Marina Vitela Rodríguez de la coalición “Juntos Haremos Historia”. Lo que es que esta es una contienda entre dos, ya que Movimiento Ciudadano que postulo a la ex panista Patricia Flores Elizondo, no logró volverse competitivo. (1)(2)(3)(4)

Esta elección significa un rompimiento de la tendencia que había enfrentado al PAN y al PRI como principales contendientes en el estado, aunque con políticos que se idenficaban con uno u otro partido en función de la coyuntura. 

En el año 2010, José Rosas Aispuro Torres, un abogado conocido como “El Güero”, había sido firme aspirante a la gubernatura por el PRI, partido en el cual había hecho carrera política, pero lo dejó en febrero de ese año, para enlistarse a las filas del PAN y ser su candidato a gobernador. Ese 2016, los resultados electorales no le fueron favorables y perdió en una elección cerrada contra el abanderado del PRI, Jorge Herrera Caldera, quien había iniciado una carrera política apenas en el año 2004, y según consignan medios de comunicación locales, su formación y tendencia política estaría más cercana a la derecha, es decir al PAN. (5)

La alternancia en el 2016

Tras esa elección, José Rosas Aispuro Torres, se convirtió en un activo político dentro de Acción Nacional. Utilizando su formación política en el partido gobernante en Durango, (el tricolor), logró posicionarse a nivel nacional y llegar a la cámara de senadores en la elección federal del 2012. Esa posición lo colocó nuevamente como potencial aspirante a gobernar el estado. Para 2016, la balanza en la candidatura por el PAN se inclinó de manera natural a favor de Aispuro Torres.

Mientras tanto, en el PRI, la decisión interna fue favorable a Esteban Villegas Villarreal, médico cirujano, con carrera política al interior del PRI y quien fue postulado como candidato al gobierno de Durango a través de una coalición con los partidos Verde Ecologista, Nueva Alianza y el Partido Duranguense.

Los resultados de la elección del 2016 fueron a favor de una alternancia en la gubernatura a favor del PAN, por primera vez en la historia electoral del estado, en una elección que Aispuro Torres ganó con una diferencia de 25,603 votos sobre el PRI. (6)

La marca “Morena”

Entre esa elección y la de 2022 el panorama político local se transformó por la irrupción de Morena. En la elección federal del 2018, Morena ganó la presidencia de la República y las cámaras legislativas federales, el efecto “dominó” se reflejó en Durango, donde lograron la mayoría en el congreso local.

Desde inicios de 2018, hubo una desbandada de algunos personajes priistas que habían logrado ocupar diversos cargos públicos, construyendo una carrera política impulsada por el grupo político en turno al interior del tricolor. 

En febrero del 2018, Otniel García Navarro, da a conocer que abandona las filas del PRI, con 20 años de militancia y con cargos como dirigente del Movimiento Territorial, líder municipal y estatal del PRI en Durango, diputado local y federal del PRI. La decisión fue porque no consiguió la postulación a senador de la República en el proceso interno del 2018 en el PRI y se sumó a la bancada de Morena en la cámara federal (7)(8).

Como el caso de Otniel hubo personajes que dejaron el barco del PRI para enlistarse en Morena, como Iván Gurrola Vega, y Alma Marina Vitela Hernández quien fue impulsada en su carrera al interior del tricolor por el exgobernador Herrera Caldera, y ahora es postuladada por Morena y sus aliados.

El reto del 2022

A finales del año 2021, los reflectores se enfocaron en la construcción de las alianzas políticas, por un lado, los partidos PAN, PRI y PRD, mientras que, en el otro, Morena, PT, Verde Ecologista, más el partido local Redes Sociales Progresistas.

Durante el proceso interno del PAN se postuló a Héctor Flores Ávalos, impulsado por el actual gobernador Aispuro Torres, mientras que en el PRI lo hizo por Esteban Villegas Villarreal, quien finalmente logró la nominación por los tres partidos.

En la alianza Morenista (PT, Verde y RSP) la balanza se inclinó por Marina Vitela. En el camino hacia su postulación, Marina Vitela se encontró con José Ramón Enríquez Herrera, senador de la República, que recurrió hasta la última instancia legal para intentar ser el candidato de Morena, pero finalmente no lo logró. Como reflejo de este conflicto, en dos ocasiones mientras visitaba Durango el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, fue abucheado y cuestionado por favorecer a Vitela.

Las expectativas electorales en el 2016 fueron de alto impacto al obtener el triunfo Aispuro Torres, que a casi 6 años de distancia el nivel de aceptación del gobernador saliente no es el más favorable que ha enfrentado serios problemas económicos al no entregar puntualmente las participaciones a municipios, adeudos con el sector educativo, constructores y proveedores; además del cuestionamiento por la construcción de un puente elevado en el boulevard Francisco Villa de la capital del estado, entre otras dificultades.

En esta problemática se enmarca el proceso electoral, en la que Esteban Villegas Villarreal, luego de la derrota en el 2016 dedicó seis años a realizar trabajo territorial, cercano a la gente, como diputado local del 2018 al 2021 mantuvo un activismo político, posicionándose como uno de los operadores del PRI al interior y exterior de la Legislatura. 

Además de ser político, Esteban incursionó en el ámbito artístico, al realizar una carrera como cantante en un dueto con Lauro Arce, quienes desde su juventud se presentaban en fiestas, eventos y actos partidistas.

Las carreras políticas de Esteban y Marina en el PRI se consideran paralelas, incluso fueron presidente y secretaria general en la dirigencia estatal. En el caso de ella impulsada por el exgobernador Jorge Herrera Caldera, quien desapareció del escenario político al concluir su mandato como gobernante.

Al llegar el 2018, con el posicionamiento inercial de Morena, se genera una desbandada del PRI a las filas de Morena. Hay versiones de que uno de los operadores fue el exgobernador Jorge Herrera Caldera, eso podría explicar la salida del Revolucionario Institucional de Marina Vitela para convertirse en candidata a alcaldesa de Gómez Palacio.

Al equipo de Marina se sumaron algunos personajes ligados con el PRI como Karol Wojtyla Martínez Hernández, quien como subsecretario de Desarrollo Social precisamente en la gestión del exgobernador Herrera Caldera, fue cesado por realizar comentarios misóginos en público en el 2015. Este personaje fue nombrado por la entonces alcaldesa como oficial mayor de Gómez Palacio.

Durante el periodo de alcaldesa, Marina Vitela, incluyó dentro de su planilla a Omar Castañeda, como síndico municipal, lugar desde el cual preparaba el camino para ser el sucesor de su jefa política, lo cual no sucedió ya que la candidata es Betzabé Martínez, de quien se dice es totalmente protegida por Vitela.

Diversas irregularidades en Gómez Palacio empezaron a ser denunciadas no sólo públicamente sino también ante la Fiscalía Anticorrupción en el año 2020, de manera específica por nepotismo y corrupción, ya que, de acuerdo con el portal de Transparencia, fueron dados de alta como servidores públicos familiares de la alcaldesa y varios funcionarios de primer nivel. (9)

Por el lado de Movimiento Ciudadano, su candidata a gobernador fue militante del partido Acción Nacional, al que renunció el 5 de enero a través de una carta dirigida a Marko Cortés. Con desarraigo en Durango, al realizar carrera política en México, siendo en la administración federal de Felipe Calderón, cuando destacó al nombrarla “jefa de la oficina de la Presidencia”.

En Durango, quiso ser Senadora, cargo que no logró. Durante el proceso interno del PAN, tampoco fue favorecida y por tal motivo abandona sus filas para ser la candidata a gobernadora por Movimiento Ciudadano. A su decisión de dejar ese partido se sumó su tío Rodolfo Elizondo Torres, quien tenía una larga carrera política en el albiazul.

Lo que se espera en el último tramo de las campañas, de los candidatos y sus equipos es escuchar no sólo propuestas, sino programas viables, pero sobre todo evitar que prevalezca la amenaza de la desaparición de los programas sociales si no gana Morena o el uso electoral de cualquier tipo de programas.

La responsabilidad del sufragio es de todos los habitantes de Durango, la última y verdadera encuesta será el 5 de junio, en la que los duranguenses elegirán a su gobernador, 39 alcaldes, síndicos y regidores.

Este texto es una colaboración entre México, ¿cómo vamos? y Nexos.

* María de Lourdes López Salas. Catedrática de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Juárez del Estado de Durango. 

Referencias 

También publicamos

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo