📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 10 de junio: Balanza Comercial de Mercancías (revisada), abril 2024    |    Martes 11 de junio: Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), abril 2024 / Líneas de pobreza por ingresos, CONEVAL, mayo 2024    |    Miércoles 12 de junio: 🇺🇸 Inflación al consumidor, EUA (CPI), mayo 204 / 🇺🇸 Reunión de la Reserva Federal    |    Jueves 13 de junio: Estadísticas de transporte urbano de pasajeros (ETUP), abril 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#PublicaciónMCV

Observatorio del mercado laboral: ¿cómo vamos al 1T2024?

  • En el 1T2024 la tasa de participación laboral se ubicó en 60%, una reducción de 0.2 pp en su comparación anual. La tasa de desocupación abierta se ubicó en 2.5% de la PEA, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)0.2 pp.
image
FOTO: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN/CUARTOSCURO.COM
  • En el primer trimestre de 2024 (1T2024) la población económicamente activa (PEA) del país fue de 60 millones 663 mil personas, 574 mil más que en el primer trimestre de 2023.
  • En la población ocupada se observa un incremento anual de 628 mil 779 personas. 
  • En la población desocupada una reducción de (-)54,967 personas. 
  • En la población disponible una reducción de (-)403,735 personas. 
  • En la población no disponible un incremento de 1,223,309 personas. 
  • La tasa de participación laboral se ubicó en 60%. Esta tasa representa una reducción de 0.2 puntos porcentuales (pp) en su comparación anual y una reducción de 0.5 pp con respecto a la observada en el trimestre anterior. Por esto, el Semáforo Económico de participación laboral se encuentra en rojo. 
  • La tasa de participación de los hombres fue de 75.9%, mientras que la de las mujeres se ubicó en 45.9%; una brecha de 30 pp, similar que en el trimestre anterior (29.89 pp).
  • 2 millones 776 mil 089 personas no disponibles señalaron contar con interés para trabajar, pero están bajo un contexto que les impide hacerlo; al desagregar entre hombres y mujeres, 463 mil 910 hombres se encuentran en esta situación, mientras que 2 millones 312 mil 179 son mujeres, cinco veces más que el caso de los hombres.
  • La tasa de desocupación abierta se ubicó en 2.5% de la PEA, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)0.2 pp.
  • La tasa de desocupación extendida se ubicó en 10%, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)0.7 pp.
  • La brecha laboral se ubicó en 16%, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)1.2 pp.
  • La tasa de informalidad laboral fue 54.3%, una reducción de (-)0.8 puntos porcentuales en su comparación anual.
  • La tasa de ocupación en el sector informal fue 27.8%, una reducción de (-)0.4 puntos porcentuales en su comparación anual.
  • El ingreso laboral promedio fue de $9,795 pesos, con una tasa de crecimiento anual de 7.38%
  • El ingreso promedio de un empleo formal es cerca del doble que el ingreso promedio de un empleo informal
  • En cuanto a la brecha en el ingreso laboral promedio entre hombres y mujeres, el ingreso laboral mensual promedio de los hombres es 1.22 veces superior que el de las mujeres

Composición del mercado laboral mexicano 

Las estadísticas del mercado laboral mexicano se desprenden de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de la población de 15 años y más. Esta población se divide en dos grandes grupos: la Población Económicamente Activa (PEA) y la Población No Económicamente Activa (PNEA). Al 1T2024, la PEA del país fue de 60 millones 663 mil personas, 574 mil más que en el primer trimestre de 2023. Por otro lado, la PNEA del país fue de 40.5 millones de personas, 819 mil personas más que un año antes.

La PEA está compuesta por aquellas personas que tienen empleo (personas ocupadas), así como de las que no tienen empleo y buscan uno activamente (personas desocupadas).

Por su parte, la PNEA está compuesta por las personas que no están empleadas ni buscando activamente trabajo. Estas personas pueden estar dedicadas al hogar, estudiando, jubiladas, con impedimentos personales u ocupadas en otras actividades que no involucren empleo remunerado, como las labores del hogar o de cuidados no remuneradas. La PNEA se divide en dos grupos: los disponibles, que aceptarían empleo si se les ofrece, y los no disponibles, que no están dispuestos a trabajar por diversas razones.

En la siguiente figura se pueden observar los cambios anuales en la población en los cuatro grupos previamente descritos; en la población ocupada se observa un incremento de 628 mil 779 personas, en la población desocupada una reducción de (-)54 mil 967 personas, en la población disponible una reducción de (-)403 mil 735 personas y, finalmente, en la población no disponible, un incremento de 1 millón 223 mil 309 personas. 

Panorama de la participación laboral en México

La participación laboral es el porcentaje que representa la PEA respecto a toda la población de 15 años o más. Al primer trimestre de 2024, México tiene una tasa de participación nacional de 60%. Esta tasa es menor a la registrada un año antes (60.2%) y menor a la del trimestre anterior (60.5%). El Semáforo Económico de participación laboral se encuentra en rojo. 

Al desagregar los datos por sexo, encontramos un problema estructural del mercado laboral mexicano: la baja participación de las mujeres. Al 1T2024, la tasa de participación de los hombres es de 75.9%, mientras que la de las mujeres es 45.9%, ¡una brecha de 30 puntos porcentuales! La brecha es similar a la observada en el trimestre anterior.

Otra forma de visualizar esta brecha en el mercado laboral mexicano, es desagregando a la PEA y a la PNEA por sexo; mientras que en la PEA los hombres ocupados son el grupo poblacional con mayor peso, en la PNEA son las mujeres no disponibles para trabajar.

Las personas no disponibles para trabajar señalan que se debe a diversos motivos, pero los principales son que se trata de personas que estudian, están jubiladas o pensionadas, incapacitadas permanentes, o personas dedicadas a los quehaceres domésticos y de cuidados.

En el 1T2024, 2 millones 776 mil 089 personas no disponibles señalaron contar con interés para trabajar, pero bajo un contexto que les impide hacerlo; al desagregar entre hombres y mujeres, 463 mil 910 hombres se encuentran en esta situación, mientras que 2 millones 312 mil 179 son mujeres, cinco veces más que el caso de los hombres. 

Las “personas con interés para trabajar, pero bajo un contexto que les impide hacerlo” son aquellas que explícitamente señalan que nadie más en el hogar se hace cargo de los niños pequeños, enfermos o ancianos, o porque algún familiar les prohíbe trabajar o también por algún impedimento físico de carácter temporal (embarazo difícil o avanzado, convalecencia de una enfermedad o accidente).

Evolución de la desocupación en México

En el primer trimestre de 2024, la tasa de desocupación abierta se ubicó en 2.5%, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)0.2 pp. 

Además de la tasa de desocupación abierta, existe otra manera de entender la desocupación en el mercado laboral mexicano, mediante la tasa de desocupación extendida, la cual toma en cuenta a la fuerza laboral extendida. 

Mientras que la tasa de desocupación abierta únicamente considera a las personas desocupadas como porcentaje de la PEA (también conocida como fuerza laboral), la tasa de desocupación extendida considera a la población disponible, también conocida como desocupada encubierta.

La tasa de desocupación extendida es especialmente útil para entender mejor los desequilibrios en el mercado laboral en contextos como lo fue la crisis por la pandemia de Covid-19. En el 2T2020, la tasa abierta pasó de 3.4% a 4.8%, mientras que la tasa extendida pasó de 12.2% a 30.6%, un incremento de 18.4 puntos porcentuales.

Al primer trimestre de 2024, la tasa de desocupación extendida se ubicó en 10%, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)0.7 pp.

Otro indicador que es muy útil para entender mejor los desequilibrios en el mercado laboral como el observado en la pandemia, es la brecha laboral. Este indicador se construye a partir de las personas desocupadas, más las personas disponibles (desocupadas encubiertas), más las personas subocupadas como porcentaje de la fuerza laboral extendida (PEA más población disponible).

En el segundo trimestre de 2020, la brecha laboral pasó de 19.6% a 47.9%, un incremento de 28.3 puntos porcentuales; además de la transición tan importante de personas ocupadas a la desocupación (abierta o encubierta), se observó un incremento muy significativo en la subocupación en el país (en mayo de 2020, la subocupación observada en el país fue de 29.9%). 

Al primer trimestre de 2024, la brecha laboral se ubicó en 16%, mostrando una disminución en su comparación anual de (-)1.2 pp.

Evolución de la informalidad laboral

Otro de los problemas estructurales del mercado laboral mexicano es la alta informalidad laboral. De acuerdo al INEGI, las personas en informalidad laboral son aquellas personas ocupadas que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Al primer trimestre de 2024, la tasa de informalidad laboral fue 54.3%, una reducción de (-)0.8 puntos porcentuales en su comparación anual. Es importante señalar que una persona en informalidad laboral no necesariamente se encuentra en el sector informal de la economía, también es considerado el trabajo doméstico remunerado, el ámbito agropecuario y el empleo informal en empresas, gobierno e instituciones (sector formal de la economía).

En el caso concreto del empleo informal en el sector informal de la economía, es decir, la tasa de ocupación en el sector informal, en el 1T2024 la tasa fue 27.8%, una reducción de (-)0.4 puntos porcentuales en su comparación anual.

Evolución de los ingresos

Al 1T2024, el ingreso laboral promedio fue de $9,794.93 pesos, con una tasa de crecimiento anual de 7.38%. 

Al desagregar por condición laboral, encontramos una brecha muy importante; mientras en un empleo formal el ingreso laboral mensual promedio es de $13,041.47 pesos, en un empleo informal es de $6,923.42 pesos; el ingreso promedio de un empleo formal es cerca del doble que el ingreso promedio de un empleo informal

En cuanto a la brecha en el ingreso laboral promedio entre hombres y mujeres, para el caso de los hombres es de $10,569.52 pesos, mientras que para las mujeres es de $8,635.97 pesos. El ingreso laboral mensual promedio de los hombres es 1.22 veces superior que el de las mujeres. 

Esta brecha en el ingreso laboral mensual promedio entre hombres y mujeres se observa tanto en el empleo formal como en el informal. El ingreso laboral mensual promedio de los hombres en un empleo formal es 1.14 veces superior al de las mujeres en la misma situación, mientras que en el caso de un empleo informal, el ingreso laboral mensual promedio de los hombres es 1.35 veces superior al de las mujeres.

Descargar

Para más información visita mexicocomovamos.mx

Contáctanos en [email protected] y en el 55 7590 1756 

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo