#BlogAnimalPolítico

Reporte al 2T-2022 de la Comisión Federal de Electricidad: un deterioro esperado

  • El crecimiento de los costos fue superior al de los ingresos, lo que mina por completo la capacidad de generación de efectivo que la CFE necesita para pagar intereses e invertir en su crecimiento, al tiempo que se incrementaron a 34 los juicios de arbitraje en la oficina del abogado general, 13 juicios más a los reportados el trimestre anterior.
image
FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Analizar los resultados a junio de 2022 de la CFE nos permite comprobar de manera contundente que la estrategia de negocios adoptada por esta administración está dañando seriamente a la empresa eléctrica del Estado y que no parece haber ninguna acción que permita corregir la lamentable tendencia que a continuación se describe.

Lo primero es recordar que los ingresos de la CFE se obtienen, principalmente, de la energía que vende (incluyendo servicios como la transmisión, la distribución y otros conexos), a la cual se aplican las tarifas aprobadas por la Comisión Reguladora de Energía. Actualmente, las tarifas residenciales de menor consumo tienen un tope que se aplica para evitar que aumenten por encima de inflación, pero el resto de los usuarios, especialmente los industriales, no tienen dicho tope.

Debido a que la demanda eléctrica se mantiene creciente (lo que refleja tanto cierto dinamismo económico como temperaturas cada vez más elevadas), podemos observar que los ingresos trimestrales, medidos en pesos, tuvieron un buen comportamiento. Sin embargo, y aquí lo más relevante, los costos de operación de la empresa eléctrica crecen todo el tiempo, debido en primer lugar a una elevada dependencia de combustibles para generar electricidad. Especialmente, gas natural.

Veamos gráficamente esta preocupante situación:

Al comparar el comportamiento de los indicadores de las Ilustraciones 1 y 2 anteriores, observamos que el crecimiento de los costos fue superior al de los ingresos, lo que mina por completo la capacidad de generación de efectivo que CFE necesita para pagar intereses e invertir en su crecimiento, al extremo que las utilidades de operación se encuentran en un nivel alarmantemente bajo en este trimestre, como puede observarse en la gráfica 3 siguiente:

Ahora bien, conviene detenerse un momento en la evolución de los precios del gas natural y compararlo con los resultados de la CFE. Lo que veremos en la Ilustración 4 siguiente, es el comportamiento de los precios del gas natural en sus cotizaciones mensuales, 1 y su comparación con el costo de los combustibles reportado trimestralmente por la CFE: 2

Quiero llamar la atención del lector en dos efectos: el primero es el del 1T/2021, cuando el vórtice polar Uri provocó interrupciones en el suministro de gas natural en Texas, lo que impactó seriamente a los precios en sus cotizaciones diarias. Como puede verse en la Ilustración 4, la cotización mensual del gas no tuvo un incremento sustancial. Sin embargo, la CFE reportó costos de combustibles sumamente elevados, mismos que provocaron que este año se agregara a la base de cálculo de las tarifas eléctricas la cantidad de $38,500 millones de pesos.

Es decir, se nos trasladó el sobrecosto del gas de febrero de 2021 a pesar de que en las cotizaciones mensuales de los precios del gas no hubo cambios significativos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que la CFE no cubrió sus compras de gas de ese mes con un contrato que le permitiera pagar la base mensual, lo cual es sumamente extraño, pues ya en diferentes medios de comunicación se han criticado las adquisiciones de contratos de gas con cobertura realizadas durante el sexenio anterior, por lo que no queda claro si dichos contratos fueron cancelados por CFE o si simplemente decidieron especular con los precios del gas durante ese periodo, lo que nos costó a los mexicanos la nada despreciable cantidad de 2 mil millones de dólares.

El segundo efecto que quiero destacar de la Ilustración 4 anterior es lo que está ocurriendo en los dos primeros trimestres de 2022, como consecuencia del alza de los precios del gas ante el problema que experimenta Europa. En esta ocasión no hay fenómeno meteorológico alguno, sino solamente una enorme dependencia de la CFE al gas natural que, lejos de bajar, aumenta, debido a que CFE sigue invirtiendo en nuevas plantas de generación que consumen el gas y se niega rotundamente a comprar energía renovable generada por privados o a invertir ella misma en dicha tecnología. 3 Eso provoca que el costo total de combustibles mantenga un crecimiento que parece no tener control alguno, al carecer de estrategia de mitigación de riesgo.

Es relevante comentar que en el 2T/2022 CFE reporta que existen 34 juicios de arbitraje en la oficina del abogado general, 13 juicios más a los reportados el trimestre anterior. No se aclaran los montos de las demandas ni las razones, pero resulta altamente preocupante que cada trimestre los arbitrajes se acumulen en la empresa eléctrica estatal.

Concluyo recordando al lector que el tema eléctrico es uno de los elementos por los cuales el gobierno de los Estados Unidos de América solicitó al gobierno de México el inicio de conversaciones relativas a posibles violaciones al TMEC. Viene al caso mencionarlo aquí porque el presidente ha sido muy claro en su posición: no piensa cambiar la política energética adoptada en esta administración.

Esa política tiene a la CFE en la posición arriba descrita. Es decir, es una empresa que cada día cuenta con menor capacidad de generación de efectivo y con más problemas legales, todo lo cual la arrastra a uno de los riesgos más relevantes para cualquier empresa, sea del Estado o privada: una puerta cerrada en los mercados financieros internacionales.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

*Rosanety Barrios (@RosanetyBarrios) es Analista del Sector Energético, Consejera Fundadora del grupo Voz Experta, miembro del Consejo Directivo de la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) y experta México, ¿cómo vamos?

1 El gas natural cotiza en base mensual y base diaria. La base mensual tiene un comportamiento más estable que la diaria, razón por la cual se utiliza esta referencia en aquellos contratos en los que se busca estabilidad y cuando se tiene un elevado grado de certeza sobre la utilización de dicho gas. Es el caso de la CFE, la cual es uno de los consumidores más importantes del mundo de gas natural.  Para efectos de la Ilustración 4, se obtuvo el precio promedio de cada trimestre, considerando los precios mensuales publicados por la Energy Information  Administration.

2 La CFE no solo consume gas natural. También utiliza diésel, combustóleo, carbón y uranio. Sin embargo, la generación eléctrica a gas natural es la más relevante dentro de su matriz, razón por la cual únicamente se destaca el comportamiento de los precios de este último.

3 En el artículo publicado el 9 de diciembre de 2021 se analizó el impacto de la nueva planta solar en Sonora y del aumento de capacidad de las hidroeléctricas, y se demostró que es mínimo y no cubre a la CFE de la volatilidad de los precios de combustibles.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo