#BlogAnimalPolítico

Cómo vamos en los estados donde hubo elecciones (Parte 1): Aguascalientes, Durango e Hidalgo

  • ¿Cuáles son los retos de progreso social que tienen los nuevos gobiernos que llegan a Aguascalientes, Durango e Hidalgo?
image
FOTO: INE/CUARTOSCURO.COM

Hay problemas urgentes y problemas importantes en cada uno de los seis estados de la república que tuvieron elecciones para gubernatura el pasado domingo 5 de junio y que tendrán nuevos titulares en sus ejecutivos estatales: AguascalientesDurangoHidalgoOaxacaQuintana Roo y Tamaulipas. A unos meses de que quienes fueron electos tomen protesta, las propuestas de campaña debieran muy pronto convertirse en planes sexenales de gobierno, ya no sólo con promesas llenas de esperanza, sino con estrategias de corto, mediano y largo plazo.

Desde el punto de vista de las expectativas, lo que parece que ha marcado una tendencia desde la victoria del presidente López Obrador en 2018 ha sido un mayor optimismo respecto a cómo las y los consumidores, los votantes, creemos que la economía nacional y nuestra economía personal y familiar mejorará en los próximos meses.

Sabemos, por el estudio del Progreso Social, que el ejercicio de derechos básicos, como la educación de calidad, el cuidado preventivo de la salud o la posibilidad de vivir en un entorno limpio y cercano a áreas verdes, depende en gran medida del ingreso disponible de las familias. Otros aspectos del progreso social, como la seguridad pública, el servicio de drenaje y saneamiento o el acceso al agua corriente, o los servicios más básicos de salubridad como es la atención perinatal, dependen en mayor proporción de la eficacia con la que un gobierno local, sí, local, gestione sus recursos públicos.

Sirvan estas breves estampas de los seis estados que este mismo año estrenarán nueva cabeza del ejecutivo local, para que podamos medir la atención –o la falta de ésta– a las necesidades que la gente tiene. Para ello, echamos mano del Índice de Progreso Social de México, ¿cómo vamos?, pero también de cuatro de nuestros semáforos económicos y del monitoreo de variables como la inflación y las remesas en cada estado.

En esta primera entrega revisamos AguascalientesDurango e Hidalgo, y en una segunda entrega revisaremos OaxacaQuintana Roo y Tamaulipas.

Si bien el estado aún no ha regresado a niveles prepandemia y en los últimos dos años su actividad económica se vio duramente afectada por la interrupción de las cadenas de suministro en sus plantas productoras de automóviles, y el confinamiento canceló dos ferias de San Marcos al hilo-, Aguascalientes es un estado que tiene una alta acumulación de empleos formales en los últimos meses, una buena gestión de la deuda pública y una baja dependencia de plazas de gobierno para la generación de puestos de trabajo.

En términos de progreso social, Aguascalientes es un estado que gestiona bien sus recursos públicos y tiene una eficiente provisión de estos; ocupa la posición número tres de 32 entidades en progreso social, mientras que su economía está en el lugar 9 en la comparación por habitante (PIB per cápita).

Sin embargo, dentro del listado de retos para la próxima gobernadora, destacan los siguientes:

  1. Aprovechar la reactivación de las cadenas productivas y de suministros para el sector manufacturero en el país para incrementar la productividad laboral y disminuir la desigualdad en los salarios.
  1. Dentro del progreso social, destaca la baja tasa de mortalidad por enfermedades infecciosas y circulatorias y su buen acceso a vivienda. Sin embargo, tiene pendiente atender problemas de abastecimiento de agua, inseguridad y corrupción en el gobierno del estado.
  2. Si bien se hizo historia en el estado eligiendo a la primera mujer como gobernadora, quien previsiblemente será Tere Jiménez de la alianza PAN-PRI-PRD, no es garantía de que ofrecerá soluciones estructurales para atender el rezago en el desarrollo de las mujeres, como el embarazo adolescente, que se resuelve con políticas públicas enfocadas a la prevención, la atención a la salud y la garantía de interrumpir embarazos no deseados en todas las clínicas del estado, así como con la promoción de la educación y un sistema de cuidados para madres y padres de familia trabajadores.
  3. Asimismo, en el estado se tiene pendiente inveritir en acciones que fomenten la inclusión de personas de la comunidad LGBTTIQ+, entre otros grupos marginados.

Durango es uno de los nueve estados que al cierre de 2021 ya había regresado a niveles prepandemia en términos de actividad económica. Tiene una importante producción manufacturera -sector que ya está 4.6% por encima de su nivel prepandemia-, menor informalidad y pobreza laboral que el promedio nacional y ha rebasado su meta en generación de empleo formal registrado ante el IMSS según México, ¿cómo vamos? en el primer trimestre de este año.

Fue uno de los dos estados que, además de elegir al gobernador, también tuvieron comicios para otros cargos locales; se eligieron presidencias municipales, síndicaturas y regidurías en sus 39 municipios. A pesar de que la violencia tiende a presentarse alrededor de los comicios municipales con mayor ahínco, en Durango la paz vinculada a la jornada electoral imperó en la jornada electoral 2022.

Según los conteos preliminares, el nuevo gobernador será Esteban Villegas de la coalición PAN-PRI-PRD, y algunos de los retos heredados de la administración saliente, también del PAN, son:

  1. Es un estado cuyo espacio fiscal está sumamente reducido: 8 de cada 10 pesos de los ingresos del estado están comprometidos antes de entrar a las arcas del gobierno y se van en pago de nómina (4/10) –el sector público es el gran empleador en el estado– transferencias y subsidios (3/10) y participaciones a los municipios (1.5/10).
  2. Falta de paridad entre mujeres y hombres en varios ámbitos: desde la conformación del congreso local, hasta la paridad de mujeres y hombres en educación de posgrado, pasando por un problema de embarazo adolescente.
  3. El estado tiene un desfase en la matriculación entre niñas y niños después de secundaria, lo cual se traduce en brechas educativas y salariales de las mujeres, en detrimento de todos los hogares en el estado.

Hidalgo es un estado manufacturero, pero a diferencia de otros estados de vocación económica similar como Tamaulipas, Durango o Aguascalientes, que también tuvieron elecciones para cambiar de gobernador o gobernadora en 2022, es uno con una enorme desigualdad social y una pobreza histórica. Para empezar, Hidalgo no se ha recuperado económicamente tras la pandemia y la contracción promedio anual de su economía en el último lustro ha sido de 0.8%. Tiene además la cuarta mayor tasa de pobreza laboral en el país, sólo después de los tres estados del sureste mexicano, pero además con mayores niveles que antes de la pandemia. Es decir, las cosas no iban bien desde hace mucho tiempo ya.

Hidalgo fue un bastión priista que ahora, bajo la nueva administración de Julio Menchaca por la coalición Morena-PT-PANAL, mantiene entre sus principales retos:

  1. Atender los viejos problemas de pobreza y desigualdad, así como el robo de combustible que además de representar una importante pérdida de recursos para el gobierno también es un riesgo latente para la población.
  2. Hidalgo no cuenta con buenos sistemas de saneamiento y acceso a agua potable; es uno de los cuatro estados con menor a internet en los hogares, y la confianza que la gente tiene con sus vecinos es muy baja, lo cual deteriora la vida comunitaria.
  3. El estado tiene mayor informalidad laboral que Guerrero, el estado de menor progreso social y de los de menor ingreso por habitante en el país, lo cual pone en gran vulnerabilidad a las y los hidalguenses por falta de seguridad social, y las acerca a la pobreza laboral de manera sistémica.
  4. Hidalgo necesita invertir en los rubros más básicos para que su infancia y juventud tengan un futuro con mayores oportunidades de desarrollo, que incluye garantizar comida suficiente para todos sus habitantes, invertir en la calidad de la educación pública, puesto que la tasa de analfabetismo es alta entre personas indígenas y con discapacidad, y ofrecer oportunidades tanto escolares como laborales para la juventud que no estudia ni trabaja.

En una segunda entrega completaré la estampa por estado para OaxacaQuintana Roo y Tamaulipas. Hasta entonces, queda una lista de tareas pendientes esbozada en este texto para AguascalientesDurango e Hidalgo.

Te invitamos a leer este artículo en Animal Político.

* Sofía Ramírez Aguilar (@Sofia_RamirezA) es maestra en economía y directora de México, ¿cómo vamos?

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo