📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 15 de abril: Estadísticas de transporte urbano de pasajeros (ETUP), febrero 2024    |    Martes 16 de abril: 🌏 Perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (WEO)    |    Miércoles 17 de abril: Foro Immigration on the road: Movilidad laboral en Norteamérica    |    Jueves 18 de abril: 🚦 Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), 1T2024 / Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), marzo 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#ElDatoDeLaSemana: Nivel de bienestar de las personas en el país

  • Querétaro y Zacatecas fueron los estados que sus niveles de desarrollo social disminuyeron, señala Paulina Agudelo.
image
Fuente: Comunicación del Senado de la República

El pasado 30 de noviembre, ‘México, ¿cómo vamos?’ en colaboración con el Social Progress Imperative y el INCAE Business School lanzó la segunda edición del Índice de Progreso Social (IPS) de México. Este índice es una herramienta que busca complementar la información que brindan los indicadores económicos que ya existen como el PIB y así presentar un panorama más completo sobre el nivel de bienestar de las personas en el país.

La versión del IPS 2020 contempla 55 diferentes variables organizadas en 3 diferentes pilares que responden a preguntas como: ¿Las personas pueden beber agua y mantenerse limpias sin enfermarse?, ¿Las personas viven vidas largas y saludables?, ¿Las personas están libres de restricciones sobre sus derechos?, entre muchas otras. El Índice de Progreso Social México 2020 presenta el nivel de bienestar que tenía un mexicano promedio en su respectiva entidad federativa antes de la llegada del COVID-19.

El primer pilar, “Necesidades Humanas Básicas” presenta la calidad y la disponibilidad de servicios y condiciones necesarias con las que cuentan los habitantes de cada estado para tener un nivel de vida adecuado. La segunda dimensión “Fundamentos del Bienestar” evalúa la calidad de la educación y la información disponible en cada entidad, también evalúa componentes ambientales relevantes para la salud de sus habitantes. Por último, el tercer pilar “Oportunidades” refleja las posibilidades y herramientas con las que cuentan los habitantes para acceder y lograr un mayor desarrollo personal y profesional.

La edición 2020 del IPS mostró que no hubo grandes avances en el progreso social del país, pues respecto al IPS2019, 22 estados no tuvieron cambios significativos en puntaje, ocho estados incrementaron su puntaje mientras dos vieron su puntaje reducido de un año a otro. En particular, Nuevo León, Sinaloa y Yucatán se posicionaron en los primeros tres lugares; Nuevo León encabeza el IPS por segundo año consecutivo. En contraste, Guerrero, Oaxaca y Chiapas se ubicaron en los últimos tres; Guerrero en la última posición por segunda ocasión consecutiva.

Estos resultados reflejan la disparidad regional que persiste en México. Querétaro y Zacatecas fueron los estados que sus niveles de desarrollo social disminuyeron: Querétaro pasó de la posición dos a la siete y Zacatecas de la 23 a la 26. En general, la dimensión de Oportunidades fue la única de las tres en mejorar entre 2019 y 2020. Siendo esta la más difícil de atender con recursos económicos, ya que refleja el avance no sólo de los derechos sino de la mentalidad de la sociedad de cada estado.

No obstante, en este pilar se observó que la incidencia de corrupción incrementó en 17 estados. Por su parte, la dimensión de “Necesidades Humanas Básicas” retrocedió entre 2019 y 2020, esto a raíz del empeoramiento observado en materia de homicidios, crimen organizado y crimen violento.

Vale la pena destacar el caso de Sinaloa, estado que ganó 5 posiciones de un año a otro, pasando del lugar 7 al 2.

Este es un caso de éxito en cuanto a progreso social pero también es un ejemplo de aprovechamiento de la riqueza, esto es, Sinaloa ocupa el lugar 18/32 en cuánto a PIB per cápita, posición por debajo de su posicionamiento de desarrollo social (2/32), lo que refleja que dicha entidad utiliza sus recursos disponibles de manera útil, al hacer “más” con “menos”. Caso contrario sucede con Campeche, pues es el estado que tiene la mayor riqueza por habitante (1/32) pero se encuentra en la posición 15 en cuanto a progreso social.

En conclusión, el Índice de Progreso Social se vuelve una herramienta fundamental en estos tiempos difíciles, pues plantea el estado de bienestar social que había en las entidades previo a la crisis por la pandemia y además ayudará a dar seguimiento a los rezagos que el COVID-19 ha ocasionado en el nivel de vida de los mexicanos y mexicanas.

Este instrumento que complementa a los indicadores económicos también busca servir a los servidores públicos como un instrumento que ayude a construir sociedades más equitativas que ofrezcan una mejor calidad de vida para todos los habitantes del país.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo