📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 08 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF), diciembre 2023    |    Martes 09 de abril: 🚦 Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), marzo 2024    |    Miércoles 10 de abril: Balanza comercial de mercancías (revisada), febrero 2024 / 🇺🇸 Inflación al consumidor (CPI), marzo 2024 / 🇺🇸 Minutas de la decisión de política monetaria del 20 de marzo (FOMC)    |    Jueves 11 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), febrero 2024 / Líneas de pobreza por ingresos, CONEVAL, marzo 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#BlogExpansion

#ElDatoDeLaSemana: ¿Y la inflación qué?

  • La evolución de la inflación resulta el indicador preciso que mide que tanto están aumentando o disminuyendo los precios de los bienes y servicios que se intercambian en la economía mexicana.
image
FOTO: VICTORIA VALTIERRA/CUARTOSCURO.COM

Cada vez más se escucha hablar del aumento de precios en las conversaciones cotidianas, ya que la volatilidad que han mostrado los precios de algunos bienes ha ocasionado que últimamente la tasa de inflación registre los niveles más altos en años: en la primera quincena de mayo, la inflación general en el país se ubicó en el segundo nivel más alto desde diciembre 2017, al registrar una tasa anual de 5.8%. Esta elevada tasa responde a dos fenómenos, principalmente. El primero se debe al punto de comparación que se utiliza para hacer el cálculo, ya que la inflación de la 1Q de mayo 2021 se calcula respecto a los precios que había hace un año, en la primera quincena de mayo 2020. Como no se olvida, la llegada de la pandemia llegó para sacudir al mundo entero y México no fue la excepción, y durante los meses de mayor afectación, donde para gran parte de la población mundial no quedo más remedio más que resguardarse ante la fuerte amenaza de contagio, la inflación general en el país sufrió una fuerte disminución, debido en buena parte a una caída impactante en los precios de petróleo (a raíz de una disminución en la cantidad de gasolina y petróleo demandada por la población del mundo, que ya no la necesitaba para transportarse o producir a los niveles normales observados antes de la pandemia). A la par, se han observado alteraciones en el intercambio de bienes y servicios en la economía nacional ante la “nueva normalidad” -dado que los patrones de consumo han cambiado ante esta- lo cual también ha impactado directamente a la trayectoria de la inflación.

Pero ¿qué nos dice este dato? ¿Por qué nos importa? Nos importa porque esta variable refleja el poder adquisitivo de los ciudadanos con el paso del tiempo en el país, esto es, muestra la capacidad con la que cuentan las personas para adquirir bienes y servicios mes a mes. La evolución de la inflación resulta el indicador preciso que mide que tanto están aumentando o disminuyendo los precios de los bienes y servicios que se intercambian en la economía mexicana. Por lo tanto, no resulta deseable para la población mexicana en general que existan altos niveles de inflación, y mucho menos si este incremento en la inflación no va acompañado de un incremento igual o mayor en sus ingresos. Si todo se vuelve relativamente más caro, pero los ingresos y salarios se quedan igual, una elevada inflación se resiente directamente en los bolsillos de los individuos. Pero no sólo son los consumidores y los compradores los que se ven afectados por productos más caros, sino que los propios productores, las empresas y los vendedores se enfrentan a mayores costos en sus insumos y operaciones; el impacto es parejo. Ante un ambiente de incertidumbre, donde persiste una crisis económica, que ocasionó que millones de mexicanos y mexicanas perdieran su fuente de ingreso, o la vieran disminuida en gran medida, que exista una inflación alta son malas noticias.

También este hecho no envía las mejores señales al exterior, pues no refleja un ambiente estable y controlado y, por ende, podría repelar la atracción de nuevas inversiones y capitales. Ante un aumento constante de los precios de los bienes y servicios en el país, se torna difícil predecir la evolución del mercado y las decisiones de los consumidores. Todo lo anteriormente mencionado explica lo importante que resulta esta variable para el desarrollo económico del país y para la realización de las actividades cotidianas de sus habitantes. 

Por lo pronto, será importante observar de cerca el desempeño de la inflación en los siguientes meses, no tanto para descubrir si el aumento en los precios de los bienes se explica por un tema de una base baja de comparación, sino para identificar cuales son los cambios estructurales que está teniendo el intercambio en el mercado en el contexto de una reapertura de actividades y estrategia vacunación, para que de esta forma se puedan mitigar las causas que están presionando a la inflación y así evitar en la mayor medida posible que un fuerte incremento en los precios sea otro factor que golpee a la población mexicana, la cual actualmente cuenta con menores ingresos y oportunidades, y ha sufrido fuertes estragos desde el año pasado. Como parte de la recuperación, controlar la inflación resulta también necesario para garantizar mejores oportunidades de consumo y ahorro para las personas que habitan en México. 

Te invitamos a leer este artículo en Expansión.

Paulina Agudelo es Investigadora en México, ¿cómo vamos? (@MexicoComoVamos). Las opiniones expresadas en este texto corresponden al autor y no representan una posición oficial de la organización.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo