📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 05 de junio: 🚦 Puestos afiliados al IMSS, mayo 2023 (Actualización de Semáforo MCV de Generación de puestos de trabajos formales) / Indicador Mensual de la Formación Bruta de Capital Fijo, marzo 2023 / Consumo privado en el mercado interior, marzo 2023 / Confianza del Consumidor, mayo 2023    |    Martes 06 de junio: Encuesta Citibanamex    |    Miércoles 07 de junio: 🚦 Índice de Productividad Laboral 1T2023 (Actualización de Semáforo MCV de Productividad) / 🇺🇸 U.S. International trade good and services abril 2023    |    Jueves 08 de junio: 🚦 INPC 2a quincena, mayo 2023 (Actualización de Semáforo MCV de inflación)    |    Viernes 02 de junio: Balanza comercial de Mercancías (revisada),abril 2023    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#BlogExpansion

#DatoDeLaSemana: La política monetaria de EUA: ¿cómo le afecta a México?

  • Sin duda las decisiones económicas en Estados Unidos afectan las interacciones económicas en México: si en EUA se otorgan estímulos fiscales, en México el rebote de crecimiento tiende a ser mayor por la integración de nuestras cadenas productivas y el volumen del comercio que intercambiamos.
image
FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

Sin duda las decisiones económicas en Estados Unidos afectan las interacciones económicas en México: si en EUA se otorgan estímulos fiscales, en México el rebote de crecimiento tiende a ser mayor por la integración de nuestras cadenas productivas y el volumen del comercio que intercambiamos.

Pero también cuando la Reserva Federal (Fed) —el Banco Central de Estados Unidos— hace un anuncio de política monetaria, hay más de una consecuencia para México: suben o bajan las tasas de interés en nuestro país, sube o baja el tipo de cambio peso-dólar, caen o aumentan las inversiones en maquinaria e incluso pueden aumenta o disminuir nuestras exportaciones.

El más reciente —e importante— anuncio en muchos meses ocurrió el miércoles pasado, 16 de junio, cuando la Fed decidió mantener las tasas de interés en niveles históricamente bajos, sin cambios por ahora, en medio del optimismo económico que deriva de una creación importante de empleos pero que, sumado a los cheques de apoyos económicos por pandemia entregados a la población en EUA el último año (equivalentes al 25% del PIB de EUA), han incrementado las presiones inflacionarias. Es decir: la economía en EUA se recupera rápidamente pero con creciente preocupación de que el nivel general de precios suba mucho, encareciendo los bienes y servicios más allá de las metas, que en EUA es —desde agosto de 2020— de 2% anual promedio. En consecuencia, el consenso de un incremento de las tasas de interés hacia mediados de 2023 —aunque suena como una fecha lejana aún—, la Fed pone en alerta a los bancos centrales de las economías emergentes, como México.

En ese contexto, aunque la Fed por ahora mantiene la expectativa de condiciones financieras laxas —es decir, se mantienen bajas tasas de interés a nivel mundial—, es posible que la discusión se vuelque sobre las consecuencias de una escalada de precios que precipite la decisión de la Fed y de otros bancos centrales de subir las tasas de interés.

Y es que en medio del proceso de recuperación económica tras un año de confinamientos y suspensión de actividades, mantener bajas las tasas de interés significa que países como México pueden acceder a un financiamiento más barato y, con ello, apoyar la reactivación económica. En concreto, cuando las tasas de interés se mantienen bajas por periodos sostenidos, las personas y las empresas privilegian el consumo sobre el ahorro, los bancos ofrecen menores tasas para comprar coches y casas, se ofrecen mejores créditos para comprar en tiendas y, en resumen, los y las consumidoras adquirimos más bienes y servicios.

Por su parte, tras más de dos años en los que la inversión en maquinaria se contrajo (en comparaciones anuales, con la salvedad del último dato para el mes de marzo 2021), es importante que los inversionistas tengan incentivos a invertir en proyectos de infraestructura —mejorando con ello las condiciones en el mercado laboral nacional— y no en bonos de renta fija, que serían más atractivos si existiera un alza en las tasas.

De ahí que sea tan relevante que la Fed anuncie que no se prevén cambios en las tasas en el próximo año y medio, puesto que otorga condiciones para que –al menos por ahora– nuestro banco central pueda mantener la tasa de interés de referencia en niveles bajos, estables, y una política monetaria que promueva la reactivación económica.

Pero ojo: esto no quiere decir que Banxico no tenga en la mira la evolución de la inflación en México. No debemos olvidar que ésta afecta más a las personas más vulnerables, que son quienes destinan una mayor proporción de su ingreso a comprar alimentos y otros productos de consumo básico.

Te invitamos a leer este artículo en Expansión.

*Sofía Ramírez Aguilar es directora de México, ¿cómo vamos?, un think tank que ofrece información económica al alcance de todxs.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo