📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 08 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial por Entidad Federativa (IMAIEF), diciembre 2023    |    Martes 09 de abril: 🚦 Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), marzo 2024    |    Miércoles 10 de abril: Balanza comercial de mercancías (revisada), febrero 2024 / 🇺🇸 Inflación al consumidor (CPI), marzo 2024 / 🇺🇸 Minutas de la decisión de política monetaria del 20 de marzo (FOMC)    |    Jueves 11 de abril: Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI), febrero 2024 / Líneas de pobreza por ingresos, CONEVAL, marzo 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#BlogExpansion

5 claves para entender el presupuesto 2022

  • Uno de cinco problemas en el presupuesto es que no se están destinando recursos a los rubros que más lo necesitan durante esta recuperación económica, señala Sofía Ramírez Aguilar.
image
FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

El pasado 8 de septiembre, el gobierno federal entregó a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2022 , que no es otra cosa que la información que estima los ingresos –según lo que se estipula en la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación— y los egresos –en el proyecto de Presupuesto de Egresos— durante el próximo año.

Este Paquete Económico tiene sin duda algunos aciertos importantes, como destinar 26.5 mil millones de pesos a la campaña de vacunación contra el COVID-19 o que los productos de gestión menstrual estén gravados con una tasa de 0% de IVA, en vez de 16% para hacerlos menos onerosos y que más niñas y mujeres puedan acceder a ellos.

– El primero es la falta de planeación respecto a las presiones fiscales: de dónde van a salir los ingresos necesarios para pagar todos los gastos ya comprometidos, como las pensiones y los programas para adultos mayores, o la deuda. Según relata Carlos Urzúa , en México primero se revisan los compromisos de gasto y luego se buscan formas de generar los ingresos.

– El segundo problema son las cuentas alegres que plantea el Paquete. Dado que la promesa del presidente ha sido no incrementar la deuda ni los impuestos, la Secretaría de Hacienda ha tenido que justificar de dónde va a salir el dinero extra que se necesita para recaudar los 7 billones de pesos que pretende gastar sin necesidad de endeudarse y sin reforma fiscal.

Los cálculos de Hacienda están hechos sobre el supuesto de un crecimiento económico del 4.1% para 2022 , que se antoja difícil a estas alturas del rebote de nuestra economía, mientras que las proyecciones de especialistas consultados por Citibanamex apuntan hacia un crecimiento de 3% para el próximo año .

De ahí que las cuentas de Hacienda sobreestimen también la recaudación y los ingresos esperados del gobierno… y eso, retoma Urzúa, probablemente acabe demandando que el gobierno se endeude, además de que vendrán recortes inesperados y el gobierno dirá que son ahorros porque ya no hay corrupción, en detrimento de algunas funciones de gobierno.

– El tercer problema es la falta de transparencia en las prioridades de gasto y la reasignación presupuestaria. En la lista de los veinticuatro Programas Prioritarios no aparece la refinería de Dos Bocas, a pesar de que se espera asignar 45,000 millones de pesos (mdp) en 2022, igual que se hizo en 2021. Sin embargo, a mitad de este año, el presupuesto de Dos Bocas ¡se triplicó! sin mediar una discusión en la Cámara de Diputados. Es decir, el primer paso es ser transparente sobre las prioridades de gasto, pero el segundo es ponerse buza de cuánto dinero se reasigna sin supervisión del legislativo.

El cuarto problema es que no se están destinando recursos a los rubros que más lo necesitan durante esta la recuperación económica. México aún no regresa a niveles prepandemia a diferencia de Estados Unidos; cosa que en nuestro país ocurrirá en 2023. A partir de un análisis sobre las cuatro crisis que más aquejan a la población –la económica, la social, la de salud y la de cuidados— sabemos qué tipo de medidas debieran tomarse para ir atendiendo las necesidades de la gente.

Hacienda, sin embargo, no las incorporó. Al contrario, desapareció el programa de Microcréditos para el bienestar para empresas que necesitaban financiamiento; no incluyó apoyos para la recuperación de los servicios, que son casi 70% de nuestra economía y son los más afectado por la pandemia puesto que demandan contacto humano; no incluyó un programa para financiar la infraestructura de cuidados para que más mujeres se sumen a la fuerza laboral; y los programas sociales –que en 2022 recibirán la mayor cantidad de recursos– no están focalizados para atender a la población que más lo necesita, como la Pensión de adultos mayores, cuya dispersión ha ido aumentando entre personas de mayores ingresos.

A pesar del incremento de 14.3% en infraestructura total respecto a lo aprobado en 2021 , el quinto problema es el poco margen que realmente quedará para invertir en proyectos de gran rentabilidad social, como son las escuelas y la calidad educativa , los hospitales y su capacidad de respuesta y, en general, en todas las inversiones sociales y de infraestructura crítica que podrían ser fuente de empleo y bienestar en el largo plazo.

Sólo con mayor inversión pública –y privada- el país podrá remontar la contracción del periodo 2019-2020 e incluso mejorar su trayectoria de crecimiento previo a la pandemia, despegando de una vez por todas.

Te invitamos a leer este artículo en Expansión

Nota del editor: Sofía Ramírez Aguilar ( @Sofia_RamirezA ) es economista y directora México, ¿cómo vamos? Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo