📆 Esta semana en México, ¿cómo vamos?   |    Lunes 17 de junio: 🌏 Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía    |    Martes 18 de junio: 🚦Oferta y demanda global de bienes y servicios, 1T2024    |    Miércoles 19 de junio: Programa de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX), abril 2024 / 🇺🇸 Día de la liberación, Juneteenth    |    Jueves 20 de junio: Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), mayo 2024 / Encuesta Citibanamex    |    Viernes 21 de junio: Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), abril 2024    |    Descarga nuestro calendario económico aquí.

#BlogExpansion

#ElDatoDeLaSemana: Tropiezos y contrastes en la recuperación de los sectores económicos en México

  • El sector servicios fue particularmente golpeado por la pandemia y sigue siendo impactado por la incertidumbre que conllevan las nuevas variantes del virus SARS-coV-2 y la necesidad de nuevas restricciones a sus actividades.
image
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

El 25 de agosto el INEGI publicó el crecimiento observado del PIB para el segundo trimestre del año. De abril a junio la economía creció 1.5% respecto al trimestre anterior y 19.5% anual (respecto al segundo trimestre de 2020). El crecimiento trimestral de 1.5% denotó una aceleración en la recuperación (o rebote) tras el 1.1% que creció el trimestre anterior. Por otro lado, el crecimiento anual fue la primera tasa anual positiva para el PIB desde mediados de 2019.

Sin embargo, ese mismo día el INEGI dio a conocer que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) para junio de 2021 disminuyó 0.9% respecto a mayo de 2021. Las actividades primarias, secundarias y terciarias presentaron contracciones mensuales. 

Así, la producción del país se va recuperando, pero aún se encuentra en niveles cercanos a los de finales de 2016 y los datos de junio indican un tropiezo en esta recuperación.

Un factor particularmente preocupante: la actividad económica de las actividades terciarias cayó 0.7% en junio, las cuales aportan el 66.9% de la economía nacional. El sector servicios fue particularmente golpeado por la pandemia y sigue siendo impactado por la incertidumbre que conllevan las nuevas variantes del virus SARS-coV-2 y la necesidad de nuevas restricciones a sus actividades. Además, ha habido una importante destrucción de capacidad productiva para los pequeños y medianos negocios que tuvieron que cerrar o reducir su fuerza de trabajo. 

En contraste, sectores relacionados al consumo y con alto uso de tecnologías digitales como el comercio al por mayor y el comercio al por menor ya recuperaron y rebasaron sus niveles prepandemia. Por otro lado, el sector de servicios de salud que por la naturaleza sanitaria de la crisis no tuvo disminuciones desde el inicio de la pandemia, actualmente se encuentra 17.3% por encima de su nivel previo a la pandemia (1T2020). No obstante, 12 de los 20 sectores en los que se divide la actividad económica en México siguen sin recuperarse.

Es necesaria una estrategia de recuperación focalizada para las actividades terciarias. En especial, los servicios de esparcimiento, culturales y deportivos, así como los de alojamiento y restaurantes se encuentran aún muy por debajo de su nivel prepandemia: -35.3% y -22%, respectivamente.

 La recuperación asimétrica tiene importantes implicaciones sociales a nivel estatal. Entidades altamente dependientes de los servicios y turismo han visto importantes incrementos en sus niveles de pobreza laboral. Del trimestre previo a la pandemia (1T2020) al segundo trimestre de este año, en la Ciudad de México la población en situación de pobreza laboral aumentó en 11.6 puntos porcentuales (pp). En Baja California Sur aumentó 7.2pp y 6.4 pp en Quintana Roo.

La reapertura de actividades como las educativas es importante para esta recuperación, pero esta debió hacerse con una planeación e inversión que propiciara la seguridad de todos. Las condiciones en las que se está llevando a cabo la reactivación aún nos dejan con incertidumbre y preocupación sobre cuáles serán sus consecuencias.

La campaña de vacunación también será crucial para propiciar el crecimiento de los sectores más desfavorecidos. Se requiere una campaña de vacunación más agresiva para impulsar la reactivación económica, pero también para evitar mayor incertidumbre y costo en vidas humanas respecto a posibles mutaciones del virus. Sin embargo, a pesar de ser un elemento clave, por sí sola la vacunación no acabará con el problema.

Más allá de la vacunación y la reanudación de actividades, hace falta reconocer los efectos desiguales de la crisis derivada de la pandemia y visibilizar a quienes se están quedando atrás en el proceso de recuperación. México necesita acciones urgentes para llegar a quienes se encuentran más vulnerables ante los efectos de la pandemia tanto social como económicamente. 

Te invitamos a leer este artículo en Expansión.

*Brenda Flores Cabrera (@BrenFlores04) es investigadora en México, ¿cómo vamos?

Suscríbete a nuestro
newsletter

Enviamos nuestro boletín con la información económica más relevante, el análisis, los contenidos multimedia, la opinión de nuestros expertos, y más, todos los lunes.

Ver archivo